Israel

Así responde un judío religioso y liberal a quienes critican al inminente gobierno de cambio

Un fuerte texto de Israel Winicki desde Beer Sheba

El autor de las líneas que reproducimos  aquí es Israel Winicki, escritor y traductor israelí residente en Beer Sheba , originario de Argentina. Es una persona observante, muy respetuosa de la religión, identificada con JABAD. No es afín a los esquemas dogmáticos y los prejuicios, por lo cual reacciona airado a la dura ofensiva que el actual oficialismo israelí está lanzando contra el gobierno que debe asumir el domingo 13 de junio, encabezado por el jefe del partido Yemina Naftali Bennett.

 

Dado que nos llegó su texto en un grupo de whatsapp, confirmamos antes de publicarlo que él esté de acuerdo con que lo hagamos, y nos dio su consentimiento pleno. 

A continuación, el texto íntegro escrito por él.

 

“Perdonarán que en esta ocasión deje de lado los encabezamientos, saludos y formalismos pero si escribo esto no es para hacer sociales, sino por bronca.

Si hubo algo que siempre detesté es el fanatismo, porque el mismo lleva a la ceguera.

¿A qué viene esto?

En Israel desde el 2019 no se aprueba el presupuesto.

La pandemia puso en evidencia los problemas que sufre el sistema de salud (cierto, no tan grave como en otros países), pero durante la pandemia llegaron a faltar insumos.

Sobrevivientes de la Shoá viven en la miseria.

Los lisiados de Tzahal heridos en combate, están hartos de golpear las puertas de los ministerios para recibir los fondos que merecen en su proceso de rehabilitación.

Hubo cuatro elecciones que no arrojaron resultados, porque nadie logró formar una coalición (cada proceso electoral nos cuesta miles de millones de shekel).

El déficit presupuestario está en el orden de los 54 mil millones de dólares.

Ahora, por fin, tras una cuarta elección se formó una coalición de gobierno.

¿Y cuál es la reacción del gobierno?

Buscan por todos los medios torpedear a esa coalición, con Netanyahu a la cabeza y el apoyo de los haredim, los partidos ultraortodoxos.

 

Pero eso no es lo más grave. Lo peor son las reacciones en las redes sociales.

 

“Es una coalición de izquierda y anti sionista” dicen algunos.

 

Y es falso. Hay sólo dos partidos de izquierda, y ambos sionistas, el resto son de centro, centro derecha y derecha

.

“Metieron en la coalición a un extremista árabe”

Si, es cierto, Abbas es árabe musulmán y su partido es islámico. Pero también es cierto que lo que le han ofrecido va a servir para eliminar un caldo de cultivo para el extremismo de Hamas y la Jihad al regularizar algunos asentamientos beduinos, terminar con la violencia en las ciudades árabes y fomentar la educación de la juventud de esas ciudades.

 

“Van en contra de la Torá”

 

No, no van en contra de la Torá, sino que van en contra de la dictadura teocrática del Rabinato central, que en estos momentos maneja las conversiones, el cashrut y los casamientos. 

 

Las propuestas de la coalición son las más lógicas para un país moderno y democrático. Los rabinatos  deben manejar en forma independiente . Está también el problema de las conversiones (incluidas las realizadas en el ejército para soldados no judíos) hechas de acuerdo a la ley religiosa judía Halajá,  incluidas las realizadas en el exterior por rabinatos reconocidos (hay casos de familias que han hecho la conversión en otros países por intermedio de rabinatos ortodoxos o instituciones reconocidas como lo es Jabad) tras las cuales el Rabinato central de Israel ordenó que hagan una nueva conversión.

Quieren que los rabinatos de cada ciudad manejen el cashrut.

Quieren que haya matrimonio civil para que las parejas que no quieren o no pueden casarse por jupá no tengan que viajar a Chipre.

Quieren que los alumnos de las escuelas ortodoxas también estudien materias que les sirvan para entrar al mercado laboral.

Y quieren que el servicio militar sea para todos y no que un grupito, con la excusa de que estudian en una ieshivá, no hagan el ejército, mientras los otros chicos pierden tres años de sus vidas (cuando no pierden la vida misma) cumpliendo con su servicio.

Y entonces saltan todos los defensores de Netanyahu  pidiendo el fracaso de la nueva coalición, y afirmando sin empacho que no les importa que haya una quinta, una sexta, una séptima elección con tal que el nuevo gobierno fracase.

 

Sé que me van a tratar de izquierdista. Les comunico que nunca fui, no soy, ni seré de izquierda. Pero por sobre mi ideología pongo a mi país. Les recuerdo que Beguin en su momento no vaciló en unirse al gobierno de Levy Eshkol porque el país estaba en peligro. Les recuerdo que en un momento muy delicado para el país Shamir y Peres formaron un gobierno de unidad, y eso se llama PATRIOTISMO.

Sé que muchos me van a decir de todo.

Sé que muchos me van a bloquear.

Sé que muchos me van a llamar hereje, izquierdista, incoherente y otras linduras.

Pero no me importa en absoluto.

No me importa lo que diga un grupo de fanáticos que me recuerdan a los peronistas de la Argentina (intolerantes y soberbios)

Lo único que me importa es MEDINAT ISRAEL"

Ultimas Noticias Ver más

¿En camino a una nueva escalada?
Israel

¿En camino a una nueva escalada?

17 Junio 2021


Desde Israel nos trae las últimas novedades Ana Jerozolimski

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

17 Junio 2021


Compartimos con nuestros lectores MiSinai.

Esta página fue generada en 0.0530441 segundos (13676)
2021-06-18T09:05:50-03:00