Entrevistas

Lucía ya no está en Got Talent, pero el Hatikva sacudió –para bien- su vida

A Lucía Abelar la recuerdan seguramente todos aquellos que vieron el programa de Got Talent Uruguay en el que emocionó cantando el “Hatikva”. Su interpretación cruzó fronteras, llegó a Israel-desde donde también la entrevistaron- y las repercusiones la movilizaron profundamente.

 

 

Lucía ya no está en Got Talent, porque tuvo que hacer cuarentena y se liberó después del plazo necesario para poder participar en la etapa siguiente. Pero resume toda esta experiencia con gran alegría. Y nos lo cuenta en esta entrevista.

P:  Lucía, estoy segura que ni tengo que presentarte. Todo el mundo ya sabe quién es Lucía, la joven que cantó el Hatikva en Got Talent Uruguay. Emocionaste a los jueces por lo lindo que cantaste, y emocionaste a los judíos de Uruguay Israel y  muchos lados más, por razones obvias. ¿Cómo te estás sintiendo con todo esto?

 

R: Recibiendo cada mensaje con gratitud, y respondiéndolo de la misma manera. No me considero diferente a nadie así que agradezco el tiempo que se toma cada uno para hacerme llegar un mensaje, con palabras tan tiernas contándome lo que sintieron cuando escucharon la canción.

P:  Recordemos que tú elegiste interpretar esa canción porque sentías que te tocaba el corazón, que era emocionante ¿verdad? Ya sabías por cierto que era el himno de Israel. 

 

R: Yo creo que hay dos partes. La primera es la musical, la elegí porque era una de mis favoritas de mi repertorio musical. Pero ahondando un poco más profundo, diría yo que “en lo más profundo del corazón” (sonrisa)  fui llevada a elegirla por otra razón… una más grande que yo, una razón que sobrepasa el entendimiento, que me guió. Y ahora puedo ver que esto fue realmente lo que pasó.

P: Qué lindo lo que decís…Y te reís porque una de las líneas del Hatikva habla precisamente del alma judía  que late en el corazón…

R: Es cierto.

P: Lucía, recordemos cómo llegaste al Hatikva.

R: Estaba en la carpeta musical del Hogar de ancianos Israelita. Cuando empecé a trabajar con ellos la pedí porque quería estudiar sus canciones en hebreo para conectar con su biografía musical. De esta manera sabía que iba a poder llegar emocionalmente más profundo, a modo de “terapia”. No sabía que esta “terapia” iba a tener una repercusión a nivel mundial.

Lucía en el Hogar Israelita

 

P: Y realmente, así fue. ¿Qué dijeron los abuelos del Hogar Israelita sobre tu interpretación? En realidad, no sé si estuviste allí desde entonces.

R: Todavía no fui pero los extraño mucho! Les mando un beso y un abrazo a todos si están leyendo esto.

P: Seguro que sí, los abuelos reciben el Semanario Hebreo en el hogar. Lucía, contanos por favor un poco sobre las repercusiones

R: Bueno, apenas ha pasado una semana y ya tuve 5 entrevistas desde Israel. Recibo decenas de mensajes POR DÍA, y son mensajes de gratitud que me hace muy feliz leer y responder.

P: ¿Te sorprendiste?

R : Sí, aunque no sé si lo he asimilado.

P: ¿Qué aprendiste sobre lo que significa Israel para el mundo judío, al ver las reacciones?

R: Aprendí algo que ya vislumbraba cuando trabajaba en el Hogar de Ancianos Israelita: comprendí un poco más el sentido de pertenencia y unidad. Creo que la palabra Comunidad lo define mejor. Además se siente así. Cuando estás en esa “ola” te sentís protegido, te sentís a salvo. Cada uno le da valor a otro con su propia existencia, con su propia valía.

P: Qué divino lo que decís…me emocionaste mucho. ¿Qué te parece el hecho que tu interpretación y toda esta historia haya llegado también hasta Israel?

R: Me parece que todos se enteraron de esa noticia antes que yo entendiera lo que iba a pasar.  Y me parece que cuando aceptamos dar al mundo algo, pueden suceder cosas maravillosas.

 

P: ¿Cómo fue la entrevista a la televisión israelí?

 

R: Fue con una reportera que hablaba un poco de español. Fueron muy amables. Ella me preguntó cómo era para mí salir a la calle, y le dije sorprendida por la pregunta: “Normal!, creo que me conocen más en el exterior que en mi propio país” (risa)

 

P:  Me parece que esto es una confirmación de que cuando uno hace las cosas motivado por verdaderas emociones, llega lejos ¿no?

 

R: La verdad que sí, y es muy interesante. Siempre hay una voz interna que nos está diciendo qué hacer, que tiene todas las respuestas. Solo tenemos que hacer un poco de silencio para esuchar. Pero siempre está ahí. 

 

P:  Algo más que quisieras agregar?

 

R: En una de las últimas entrevistas, dije “el Amor se extiende de dentro hacia fuera, pero para extenderlo primero tengo que sentirlo”. Quisiera proponer (a todo el que quiera por supuesto) a un challenge de una semana para sentir el Amor. Y antes de que me tilden de loca lo quiero explicar. No puedo dar algo si no lo tengo, y en varios de los últimos mensajes que he recibido me contaron por qué la canción había sido una caricia para el alma. Varios me nombraron ciertos problemas que estaba pasando Israel... Cuando yo leía esto me acordaba de los ataques de pensamiento y juicios hacia el adulto mayor que se vive aquí en relación a los ancianos en general cuando entran a un residencial. 

 

P: Explicamos un poquito por favor esta asociación de ideas.

 

R: Te cuento. Sigo sin entender, cuando se señalan los problemas en los otros, nosotros de qué lado estamos, y quién es el que tiene el problema. Porque siempre parece que un sector de la población está bien, y el otro no. y si estás del lado “sano” luego sos discriminado porque en la escuela eras físicamente diferente, y si seguís estando del lado sano, luego sos discriminado porque tus hijos son rebeldes entonces el problema lo tiene el que educó mal, y si seguís del lado sano, luego sos discriminado porque no tenés dinero, y eres pobre y no encajas con tal grupo socioeconómico, si seguís del lado sano, eres discriminado por la música que escuchas, si seguís del lado sano... la lista es interminable y esto extermina la humanidad. 

 

P: Y me estás diciendo con esto que cada uno puede aportar a una solución.

 

R: Sin duda. No hay ningún problema que sea personal (diferente de otro). Y con esto quiero decir, si me enfoco en quién tiene el problema entro en una discusión sin fin, porque esa culpa siempre se está delegando... Si me enfoco en lo contrario puedo manifestar lo que tanto deseamos y buscamos todos como seres humanos: paz, amor y felicidad. (¿Quién no?)  Y luego eso lo extiendo al exterior. Por eso para salir de esa rueda de ataque constante… propuse el ejercicio. 

 

P: Sería bueno que compartas aquí tu propuesta concreta, que seguro ayudará a otros.

R: Pensar entre 3 y 5 cosas que nos hagan sentir felicidad, amor, gratitud, puede ser cosas maravillosas que nos sucedieron en el día, o cosas que nos hacen sentir felices. Lo que sea, lo que importa es que sintamos ese amor sublime, esa paz interna, esa felicidad, por un ratito, cada día, por 7 días. Nos vamos a dar cuenta cuando lo hacemos bien porque se siente en nuestro cuerpo. Obviamente yo no inventé este ejercicio, Hay muchos estudios científicos sobre esto. Y ya que me das la oportunidad, quería compartirlo, así que muchas gracias.

 

 

P: Precioso Lucía. Vos irradiás esos buenos pensamientos.

 

R: Muchas gracias. Para finalizar, quisiera comentar que si un video, con la emoción de la esperanza se compartió, y unió corazones en todo el mundo, imaginate lo que puede hacer el Amor…

Los quiero mucho, gracias por la oportunidad.Shalom.

 

P: Gracias mil Lucía. Shalom.

 

R: Gracias a vos Ana.

Ana Jerozolimski
(18 Junio 2021 , 12:04)

Ultimas Noticias Ver más

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires
Entrevistas

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires

30 Julio 2021


Una entrevista con el ex jefe del Mossad Shabtai Shavit

La página oficial de Imam Tawhidi
Entrevistas

Imam chiita, de antisemita, a gran defensor de Israel

30 Julio 2021


Conoce a Imam Muhammad Tawhidi, "The Imam of Peace"

Esta página fue generada en 0.0576420 segundos (13915)
2021-07-31T12:53:33-03:00