Entrevistas

Este piloto israelí encabezó hace 40 años el ataque al reactor nuclear de Irak

La historia no está sólo en los libros. Entre nosotros viven aún protagonistas que la forjaron. Uno de ellos es el Coronel (reserva) Zeev Raz, piloto de combate de la Fuerza Aérea de Israel, que el 7 de junio de 1981 encabezó la formación de los F-16 que atacó y logró destruir el reactor atómico “Osirak” del entonces dictador irakí Saddam Hussein, en el así llamado “Operativo Ópera”.

Lo entrevistamos por primera vez en el 2006, cuando se habían cumplido 25 años de aquel impresionante operativo. Esta semana volvimos a contactarlo. Casi de más está decir que su convicción sobre lo importante de aquel logro para el Estado de Israel, se mantiene intacta.

Esta fue nuestra conversación.

Los pilotos de combate de los F-16 que destruyeron el reactor atómico irakí.Zeev Raz es el primero a la derecha, sentado. A su lado, Amos Yadlin. Atrás, de pie, a la izquierda, Ilan Ramon (z"l)

 

P: Zeev ¿cómo ve hoy, 40 años después, aquel operativo en el que participó, uno de los capítulos más impresionantes de la historia por la defensa de  Israel? Lo pregunto inclusive a nivel personal, no sólo nacional.

R: Ahora me has hecho acordar de algo que leí una vez, sobre un astronauta norteamericano que vuelve a la Tierra, se acostumbra nuevamente a su vida, a conducir su coche, a ir a su oficina en la NASA y una vez que se detiene en un semáforo en rojo se pregunta “¿Qué tengo que ver yo con el semáforo, si volví de la luna”.

P: Qué imagen interesante…

R: Recibí al volver la condecoración del Jefe del Estado Mayor de Tzahal, que en aquel momento era Rafael Eitan, más conocido como Raful. Y  eso fue algo muy singular en mi vida. Y me hizo pensar que enseñamos a los niños a lidiar con fracasos,pero hay que enseñar también cómo lidiar con éxitos.

Recibiendo la condecoración del Jefe del Estado Mayor de Tzahal Rafael Eitan

 

P: Pero además, era un operativo del que podría no haber vuelto con vida.

R: Por supuesto. Ninguno de nosotros tenía certeza de volver. Al contrario, estábamos seguros que no todos volveríamos. Te diré que Raful ya nos había hablado del cautiverio en Irak y nos había dicho claramente: “cuenten lo que saben, pero vuelvan enteros”. O sea, teníamos claro que no todos volveríamos. Afortunadamente, el resultado fue otro.

P: Recordemos que quien concibió la idea de atacar el reactor nuclear irakí fue el Primer Ministro Menajem Begin.

R: Sin duda Begin fue el gran héroe.Su proceso de toma de decisiones fue ejemplar. Lo que nos sorprendió en su momento fue que contrariamente a lo que él mismo había decidido, después del operativo brindó una conferencia de prensa en la que habló claramente del tema. Me pareció muy humano de su parte, un líder que también sabe tomar una decisión contraria a la que había anunciado antes. Es que Raful nos había dicho, en nombre de Begin, que Israel no reconocería que fue quien atacó el reactor. Como Irán ya lo había intentado antes y no había tenido éxito, la intención original era que el mundo crea que Irán lo intentó de nuevo y lo logró.

P: Recordemos que Irán e Irak estaban enfrascados en una dura guerra que se prolongó por años y en ese marco Irán trató de destruir el reactor atómico.  Al final, entonces, Begin decidió sí reivindicarlo. Pero cuando ustedes volvieron, creían que no se diría nada y actuaron de acuerdo a ello ¿verdad?

R: Así es. Cuando volví, no dije nada a nadie. Recién mucho tiempo después entendí que 3 de los 8 pilotos que participamos contaron antes a sus esposas.  Pero cuando oí que el gobierno convocaba una rueda de prensa, quedé muy sorprendido. Y tomé ese cambio de decisión de Begin, que al parecer estuvo motivado por la cercanía de las elecciones, como algo muy humano.

P: Las elecciones fueron el 30 de junio, muy poco después. Y Begin volvió a ganar. 

R: Así es. Pero su consideración relacionada a las elecciones era que él creía que iba a perder y que su adversario de entonces, Shimon Peres, jefe del partido laborista, no lanzaría ese ataque.

(En este video, se ve a Menajem Begin en un acto de la campaña electoral de 1981, recalcando por qué era importante destruir el reactor irakí, y rechazando categóricamente argumentos según los cuales había habido una motivación política, relacionada a las elecciones).

 

 

P: El tema de la reivindicación siempre es problemático. Y es muy actual también hoy, que se ataca blancos iraníes en Siria. En los últimos años se habla de eso abiertamente, pero durante mucho tiempo no se dijo nada. Se dejaba intencionalmente todo en una nebulosa. Es que si Israel no dice “fuimos nosotros”, al otro lado le es más fácil no “vengarse”.

R: Yo creo que es mejor mantener las cosas en una nebulosa.

P: ¿Cómo explicaría el éxito rotundo del operativo?

R: Teníamos muy buena información de Inteligencia, estábamos muy preparados para el operativo,lo “ensayamos” desde 1980 aunque parte de los pilotos no sabían para qué nos estábamos entrenando, salvo Ilan Ramon que se encargaba de los mapas y los cáculos de la nafta. La mayoría no sabían para qué.

P: Recordemos que Ilan Ramon, piloto de combate, fue luego el primer astronauta israelí. Trágicamente murió en el accidente del Columbia al regresar a la Tierra

R: Así es.Se preparó todo en detalles, todo el sistema estaba preparado, no sólo los pilotos. La Inteligencia, el sistema de control, la preparación del combustible  (en ese momento no teníamos aún carga de combustible en el aire),  la central de operaciones, todo. No se dio nada por sentado. Es que cuando uno mira hoy hacia atrás tiene claro que fue un éxito, pero en aquel momento  habría sido un error asegurar que así sería. No estaba claro en absoluto que se podría hacer de esa forma. La decisión no fue nada sencilla. Begin estaba a favor, claro está, pero tanto el jefe del Mossad , el jefe del Servicio de Inteligencia y el jefe de la Comisión de Energía Atómica se oponían.

P: Yo no recordaba ese dato. Es interesante.

R: Algo muy importante a destacar al respecto, es que el número 2 del Mossad y el número 2 del servicio de Inteligencia, sí apoyaban, y se les dejó campo absolutamente abierto para explicar por qué. O sea, el debate fue muy a fondo, para escuchar todas las opiniones.

Los que se oponían tenían dierentes consideraciones. Ezer Weizmann, que como se recordará había sido Jefe de la Fuerza Aérea  que poco antes había sido el Ministro de Defensa en el gobierno de Begin, dijo que no sobreviviremos en Medio Oriente si cada vez tenemos  que estar bombardeando otro reactor atómico, y que la solución pasa por seguir avanzando hacia la paz, como lo habíamos logrado-y él había sido protagonista- con Egipto muy pocos años antes. En ese momento se pensaba que Líbano estaba en camino, en la misma dirección.

P: En realidad, una cosa no quita la otra. Claro que lo ideal es la paz, pero cuando hay una amenaza concreta,  hay que lidiar con ella.

R: Te diré que Begin quería que haya consenso, que  todos los ministros apoyen. También Yigal Yadin y Yosef Burg se oponían, cada uno por sus consideraciones. Llevó mucho tiempo convencerlos. Begin prefirió esperar a que todos estén de acuerdo. Recordemos que tiempo antes había habido un intento fallido de rescatar a los rehenes norteamericanos en Irán, y terminó en el desastre del helicóptero. No quería que si pasaba una tragedia similiar, alguien pudiera salir a decir “Por eso yo no voté a favor”.

P: Usted mencionó al jefe de la Comisión de Energía Atómica, que era Uzi Eilam. ¿Por qué se oponía?

R: Pensó que había tiempo aún, que el riesgo no era inmediato, que no era urgente realizar el operativo en ese momento.

P: Pero la Inteligencia estimaba que si se esperaba el reactor ya estaría “caliente” y ese momento no se puede atacar.

R: Exacto Si el reactor ya está, como se suele decir “caliente”, o sea activo, no se puede atacar porque eso habría provocado radiación nuclear en Bagdad, algo que el Estado de Israel no podía permitirse hacer. Por eso se decidió finalmente actuar en ese momento. Algo similar ocurrió cuando fue destruido el reactor nuclear de Siria en el 2007. De todos modos, mirando hacia atrás, se puede entender fácilmente a quienes se oponían. Eran muchos los elementos a tomar en cuenta.

P: Hablamos de elecciones y otros temas pero la razón por la cual Menajem Begin decidió atacar el reactor atómico irakí era su convicción de que con eso salva al pueblo judío de otro Holocausto. Está claro que Saddam lo concibió pensando en Israel.

R: Así es.

P: Zeev, usted estuvo al frente del ataque. ¿Dónde ubica ese logro en su vida?

Zeev Raz, piloto de combate, en su servicio militar

 

R: Cuando yo fui al curso de pilotos, tanto yo como todo mi entorno cercano estábamos seguros de que yo no tendría éxito. Había sido buen alumno, pero tenía problemas en cosas que había que hacer con máquinas. Pero al final pude convertirme en piloto de combate, en la guerra de 1973 derribé varios Migs, encabecé la primera escuadrilla de F-16 que llegó de Estados Unidos, estudié en Top Gun, la escuela de combates aéreos de la Navy en California y finalmente, lo que es el tema de esta nota, encabecé la formación de aviones que atacó el reactor atómico en el operativo Opera. Cuando me enrolé  en el 67 pensé que sería co-piloto….y luego fui jefe de la Escuela de Vuelo…así que las cosas se dieron de otra forma. Yo creo que las exigencias cambian. En el 66 y 67 faltaban pilotos de combate.

P: Aunque quizás usted esté siendo demasiado modesto, el hecho es que su camino fue muy exitoso.

R: Es cierto. Y para mí fue muy simbólico que quien me entregó en el 67 las alas de piloto, sabiendo cuán difícil me había resultado, fue quien en el 81, como Jefe de la Fuerza Aérea.  me mandó a encabezar la formación de F-1 que atacaría el reactor irakí en Bagdad.

 

P: ¿Cuál es el lugar del sionismo, del amor al país, en todo esto?

R: Esto es una combinación del deseo de realizarse y de sionismo. Nadie se queda tantos años en servicio profesional en la Fuerza Aérea si no está convencido de que eso es lo correcto. Si uno va como piloto al sector privado, a aerobática, u otras opciones, en lugar de quedarse en la Fuerza Aérea , claro que gana mucho más. Pero uno se queda en la Fuerza Aérea para aportar lo máximo y dar todo de sí.

P: Y ahora también hay que defender a Israel de otro esfuerzo nuclear: Irán. No tiene nada que ver con lo que tenía Irak ¿verdad?

R: En absoluto. En Irán hay muchos puntos en los que producen los materiales, no sólo el reactor ruso. Tienen muchas cosas bajo tierra, debajo de sus ciudades inclusive. No se puede destruir algo así sólo con Fuerza Aérea. Es una situación muy grave.

P: Y esto me devuelve a aquellos años de búsqueda de la paz, y a lo que dijo Ezer Weizman…¿tenía razón?

R: Ezer Weitzman tenía razón a largo plazo. Pero Begin, que estaba muy decidido respecto a su deseo de destruir el reactor iraní, también. O sea, a corto plazo Begin tenía razón. A largo plazo Weitzman lo tenía. Seguimos buscando la paz después de Egipto. Firmamos con Jordania. Intentamos con los palestinos. También con los sirios y libaneses…y yo quisiera que también se pudiera con iraníes e irakíes. Está claro: tenemos que perseguir a la paz, aspirar a lograrla.

Ana Jerozolimski
(21 Junio 2021 , 04:18)

Ultimas Noticias Ver más

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires
Entrevistas

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires

30 Julio 2021


Una entrevista con el ex jefe del Mossad Shabtai Shavit

La página oficial de Imam Tawhidi
Entrevistas

Imam chiita, de antisemita, a gran defensor de Israel

30 Julio 2021


Conoce a Imam Muhammad Tawhidi, "The Imam of Peace"

Esta página fue generada en 0.0515289 segundos (11268)
2021-07-31T11:18:29-03:00