Entrevistas

Los vamos a encontrar a todos, afirma Coronel Elad Edri, sub jefe de delegación de rescate israelí en Miami

Fotos: Consulado de Israel en Miami y FDI

El Estado de Israel y las Fuerzas de Defensa de Israel tienen una gran experiencia de decenas de años en delegaciones de salvamento, desde la creación en 1985 de la Unidad Nacional de Rescate. Desde entonces, se hizo presente en todo escenario de desastre al que se pudo llegar y que aceptó recibirla, concretando 36 misiones en total. Es por eso que se ha acumulado una enorme experiencia al lidiar con catástrofes.

El escenario del derrumbe en Miami, es una nueva etapa en esta larga y dura trayectoria. Allí está, junto al resto de la delegación israelí, el Coronel Elad Edri, sub jefe de la delegación, quien en rutina es el Jefe del Distrito de Haifa en la unidad de rescate.

Con oficiales de las fuerzas locales de rescate

 

El Coronel Elad Edri (40) ya ha visto mucho en su vida, pero al llegar al escenario de la catástrofe en Surfside en Miami, sintió un profundo estupor. Ya había visto las imágenes del edificio desplomado dado que durante todo el vuelo, él y el resto de la delegación se abocaron al estudio del lugar a través de las fotografías y filmaciones que habían recibido. Pero ver personalmente la envergadura de lo ocurrido, es otra cosa. Y eso que ya había sido parte de la delegación de la Unidad de Rescate israelí a Nepal tras el terremoto del 2015 y a México en las mismas circunstancias en el 2017.

Edri sirve en las Fuerzas de Defensa de Israel desde que se enroló al servicio militar obligatorio a los 18 años, como paracaidista. Y en el 2014, al crearse una nueva unidad de rescate compuesta por  soldados en servicio fijo y no sólo de la reserva, surgiendo la oportunidad que sea  uno de sus arquitectos, decidió que sería un desafío interesante dirigido a otra forma de salvar vidas.

Un escenario complejo

 

Esto requiere una aclaración: la Unidad de Rescate de las Fuerzas de Defensa de Israel existe desde 1985 y desde entonces se ha presentado en numerosos escenarios de catástrofes para prestar ayuda, viajando siempre más que nada con los reservistas a los que generalmente se convocaba de urgencia en momentos de necesidad. La nueva unidad que el Coronel Elad Edri ayudó a formar hace 7 años funciona en forma permanente  en base a soldados en su servicio militar obligatorio así como oficiales que decidieron continuar en forma permanente en el ejército.  Se trata de una combinación de efectivos con trasfondo como combatientes y de otros especializados como rescatistas. Y cuando Israel envía rescatistas a una zona de desastre, suele ser una combinación de las dos unidades.

A través de la Cancillería israelí, de uno de sus representantes durante esta misión en Miami Gai Giladi y de la vocero del Comando de Defensa Civil Tamar Keviim, nos comunicamos con el Coronel Elad Edri y pudimos realizar esta entrevista.

P: ¿Qué es lo primero que se siente al llegar a un escenario así de desastre y ver todas esas ruinas? ¿Qué sintió al ver este edificio desmoronado en Miami?

R: Estupor. Eso fue lo primero que sentí. Ya lo había visto por televisión y en el vuelo en camino a Miami observábamos mucho las imágenes y también los planos del edificio, estudiábamos todo, para aprender cómo estaba construido. Lo primero fue el estupor por el tamaño gigantesco del edificio . Vimos que había ocurrido lo que se llama “caída panqueque” de techo sobre techo, con pocas chances de encontrar sobrevivientes porque notamos que había muy pocos “espacios” de aire…No era necesario  ser ingeniero para comprenderlo.

P: ¿Qué empuja a seguir adelante trabajando, con tanto esfuerzo, también cuando se trabaja días y días sin hallar sobrevivientes?

R: Varias cosas . Ante todo, la sensación de que estamos cumpliendo una mision, que representamos a Israel. Realmente nos consideramos representantes del país todo, no solamente de las Fuerzas de Defensa de Israel ni solamente del Comando de Defensa Civil del que forma parte nuestra unidad. Llevamos en nuestro uniforme los símbolos del Estado y eso nos significa mucho.

Además, el encuentro con las familias. Te diré que de todo lo que hago aquí, de toda esta misión de rescate, para mí lo más significativo es el contacto con las familias de los desaparecidos. El hecho que albergan tanta esperanza de que hallemos al menos el cuerpo , justifica el que estemos aquí. El pesar es enorme. Y las familias precisan nuestro apoyo. A veces también nuestro consuelo. Para mí, esta es una misión importantísima . Y yo tengo esa responsabilidad.

P: Y eso es un círculo virtuoso, los empuja a ustedes a seguir, les da fuerza.

R:  No hay duda alguna al respecto. Aquí trabajamos las 24 horas del día, hacemos todo para que el trabajo sea lo más efectivo posible. Pero hace muchísimo calor, cada tanto llueve, hay relámpagos, y entonces debemos bajar de la pila de escombros porque se torna muy peligroso dado que trabajamos con equipos eléctricos. Nos ha pasado dos veces. Son numerosos los desafíos profesionales. Y trabajamos continuamente con el sentimiento que estamos cumpliendo una misión.

P: ¿En qué situaciones se han visto obligados a interrumpir el trabajo?

R: En dos casos, por que se movía el edificio que restaba y el temor era que caiga sobre los rescatistas. Y la segunda, cuando se planeaba la detonación y derribamiento de la parte del edificio que quedaba.

 

La misión: salvar vidas o al menos, hallar todos los cuerpos

P: Está claro que cuando la Unidad Nacional de Rescate israelí llega a un escenario de catástrofe, su principal objetivo es salvar vidas, hallar sobrevivientes. ¿Usted lo logró cuando estuvo en Nepal y México?

R: Me sumé a la unidad porque me pareció un desafío interesante que me permitiría salvar vidas. Pero en esos dos lugares, no pude hacerlo. Pero sí pude  guiar profesionalmente y ayudar a las fuerzas locales y brindar apoyo a la población, algo muy significativo . Vimos claramente que precisaban esa ayuda. Es muy difícil lidiar con los resultados de un terremoto, que es algo tan amplio, de tanta envergadura, que crea muchos problemas por los cuales hay gran desinformación. Y es muy importante poder hacer orden en todo el caos. En esas situaciones sentí que lo más importante fue que pude hacerles orden en los trabajos que debían hacerse, para saber qué hacer primero, cómo abordar el trabajo en el lugar en el que hay que tratar de rescatar gente, qué fuerzas usar.

P: ¿Cuál es el gran desafío en este trabajo, en el que está claro que lo central es salvar vidas pero por otro lado se sabe de antemano que ese no necesariamente será el resultado?

R: En todas las delegaciones está siempre el dilema entre  el trabajo que uno quiere hacer y el peligro para la vida de los rescatistas. Recuerdo que en México cavamos en un túnel muy peligroso para poder llegar a varios cuerpos de personas cuyos familiares esperaban afuera de un edificio destruido, para los que era muy importante poder darles sepultura. Hay que correr el riesgo en forma adecuada y bien pensada. Y siempre llevando los valores de Israel, que se organiza para ayudar a otros países en situación de emerencia, para lo cual tenemos que tratar de recuperar los cuerpos de las víctimas.

P: Sabemos la importancia que da el Judaísmo a la digna sepultura. ¿Ve que en todos lados es igual, desde Nepal a México?

R: Eso es indudable. Cuando no se puede hallar sobrevivientes con vida, a los familiares les resulta muy importante al menos poder sepultar a su ser querido para que descanse en paz.

Singularidades de la unidad de rescate de Israel

P: Entiendo que Israel es el único país cuyo ejército tiene oficiales con roles especiales en sus unidades de rescate,como ser “oficiales de rescate”, cuyo rol es evaluar el sitio del desastre y dónde es probable encontrar sobrevivientes, o en el peor de los casos, los cuerpos de las víctimas, y también oficiales encargados de lo que se conoce como “oficiales de comportamiento de población”.¿En qué consiste su trabajo?

R: Vayamos concretamente al edificio desmoronado en Miami. Es una superficie de cientos de metros. Uno tiene que decidir por qué empezar en determinado punto a buscar sobrevivientes y no en otro. Hay que saber dónde podía estar la gente. En base a la técnica que usan los oficiales de Inteligencia sobre el comportamiento de la población, podemos crear un cuadro con la información sobre quién estaba en su casa, quién no, y dónde en su casa podían hallarse.

P: Es un trabajo de hormiga, construir un cuadro claro sobre lo que pasaba en un enorme edificio.

R: Así es. Era un edificio de 12 pisos, en cada uno de los cuales había 12 departamentos. O sea que en total eran 136 departamentos .  Hay que saber cuál estaba habitado, cuál estaba vacío, dónde había una persona sola, dónde eran 2, 5 o la cantidad que sea.

P: ¿Cuáles son las herramientas para obtener esa información? Tienen que hablar seguramente con quienes vivían allí y sí pudieron salvarse.

R: Exactamente. Investigamos a todos los que se salvaron para entender quién estaba adentro. Construimos el mapa del modelo del edificio, mapa en el que están todos los departamentos con todos los datos que conseguimos, introdujimos allí las respuestas que nos dieron amigos, familiares,  residentes en el edificio que lograron salvarse. También pudimos hablar con la persona encargada del mantenimiento del edificio. Con todo, hacemos el mapa que indica claramente dónde había alguien y dónde no, y recién entonces se puede empezar a trabajar. Eso es clave y por eso nosotros tenemos profesionales que pueden traer la información necesaria.

Y quisiera destacar que estamos en contacto con todas las fuerzas locales de rescate y junto con ellos armamos este modelo. Ellos son socios plenos en este esfuerzo. Nuestros colegas en esas fuerzas de rescate imprimieron mapas del sitio para que todos los participantes en el esfuerzo de salvamento los tengan, y así se trabaja.

P: Me imagino que aquí un elemento clave era que dada la hora, 1.30 de la madrugada, lo más probable era que casi todos estuvieran en sus dormitorios.

R: Así es. Y por la técnica que mencioné, se puede saber dónde estaban los dormitorios. Y no es que esto funciona solo, no es una técnica aislada. Nosotros tomamos los planos del edificio de los ingenieros, en base a él los ingenieros van al sitio del desastre, toman fotos del lugar y hacen una simulación por computadora de cada piso y cada departamnto. Se calcula dónde está ahora cada departamento, en las ruinas del edificio. Se combina eso con la informacion de Inteligencia recabada por los oficiales de comportamiento de población, se combina conel mapa de los ingenieros, y ese es el modelo que se da a los rescatistas que trabajan entre las ruinas.

P: ¿Siempre funciona?

R: Absolutamente siempre. No existe que este sistema no arroje resultados.

P: ¿Pero no puede pasar que haya “desorden” también en el orden de cómo cae un edificio y de todo lo que me explicó, que algo arruine ese modelo?

R: En el caso de este edificio hubo una singularidad. Generalmente cuando hay un terremoto, los edificios caen hacia un costado, pero aquí el edifició se desmoronó digamos hacia adentro, dentro de sí mismo. Y una segunda complejidad es que cayó en 4 etapas distintas. Recordemos que era gigantesco. Primero cayó una parte, atrás cayó otra sobre la primera que estaba en el medio, luego cayó la parte de la derecha que se desmorono en 5 segundos y después otra también sobre el medio. Es como si en lugar de 12 pisos se hubieran desmoronado 30.

 

Lecciones para siempre

P: Elad imagino que esta situación deja vivencias muy duras grabadas para siempre. ¿Podría compartir conmigo alguna que cree no olvidará?

R: Serían muchas, pero podría compartir una. El otro día fui parte del equipo de rescate que descubrió un cuerpo en las ruinas, de un hombre que estaba en su cama en su dormitorio, aún cubierto con su frazada.Solo. No diré su nombre, por respeto al muerto. De a poco pudimos llegar a él, alejamos el metal, llegamos a el y por respeto a su dignidad lo cubrimos. Y cuando lo vi, pensé qué frágil es la vida, qué cosas inesperadas nos depara. Una persona se va a dormir, cansada al terminar su día, a veces con hambre, a veces triste, otras contento, todos los días…y un día, no se levanta. Ese pensamiento me acompañará mucho tiempo.

 

P: ¿Esto incide en su forma de encarar la vida, de proporciones a su propia visión de vida?

R:  Creo que yo tengo las proporciones correctas de la vida, pero con los años uno va viviendo muchas cosas . Estoy hace muchos años en el ejército y he tenido que ver mucha muerte. Pero cuando la muerte ocurre por casualidad, de esta forma, es difícil de digerir. Y por eso vuelvo a los valores que todo esto simboliza. Y a la importancia del vínculo con las familias de los desaparecidos, que siento se apoyan en nosotros.

 

Vivencias humanas

P: En este edificio vivían numerosos judíos. Imagino que para sus familias, el contacto con ustedes es muy especial. 

R: Por supuesto. Y ya que preguntas sobre los judíos en el lugar , te contaré que el viernes interrumpimos una hora el trabajo para hacer la oración antes de Shabat con los judíos. Invitamos a todas las familias, y fue muy importante para todos, para ellos y para nosotros. Es que en la ceremonia del Shabat, la esencia básica estar juntos, orar todos juntos a D´s. Y fue muy emocionante para todos. Los israelíes estamos acostumbrados a nuestras oraciones de Shabat y ahora las pronunciábamos en otro país, muy amigo de Israel, pero de todos modos es estar fuera de nuestro país, lo cual no es fácil. Leimos la plegaria en hebreo, también cantamos las canciones de shabat, los mizmorim, y estábamos allí todos juntos…también haredim, ultraortodoxos.  Hubo rezo y llanto. Fue algo muy emocionante.

También muchos judíos, viernes inerrumpimos una hora, tfila con judíos, invitams a todas las fllias, importante, porque tekes mahut estar juntos, orar a dios, todos los judíos….muy emocionante…todos israelíes y ahora en otro país, muy amistosa pero n israel, tfila en ivrit , mizmorim también para quien no religioso…también haredim,,,todos juntos…oran y lloran..maamad emocionante.

P: ¿Ha tenido la oportunidad de contactarse también con familias no judías?

R: Por supuesto. Todos se acercan, no es en absoluto cuestión de religión. Pregunta, abrazan. Para todos es muy importante acercarse a nosotros y todos actúan con gran calidez. Yo al menos siento que el contacto es muy bueno.

“Sacaremos a todos”

P: ¿Cree que existe la posibilidad que decidan pasar a los aparatos más pesados sin haber encontrado a todas las víctimas?

R: Eso es una etapa más avanzada, pasar a los equipos más pesados. Estimo que se sacará a todos porque sabemos dónde está cada uno. Es sólo cuestión de tiempo. Y esa etapa a la que te refieres es cuando se entra con una pala, lo que se llama la recuperación, se van desarmando capas con grúa, no con las manos. Son aparatos más grandes para desarmar techos . Y así se van descubriendo también más cuerpos. Es una etapa de trabajo más “agresivo”.

 

P: ¿Hay algo que quisiera agregar antes de terminar?

R: Es muy importante decir que el Estado de Israel insiste desde 1985, cuando fue creada la unidad nacional de rescate, en extender la mano a todo país y todo pueblo que vive una tragedia. Y seguiremos haciéndolo porque creemos que esos son los valores del pueblo judío. Un pueblo que vivió Shoá, salvando las distancias, no puede  permanecer indiferente ante una catástrofe. No podemos quedarnos cruzados de brazos. Por eso ofreceré ayuda también a los enemigos. Siempre estaremos dispuestos a ayudar.

Ana Jerozolimski
(08 Julio 2021 , 16:26)

Ultimas Noticias Ver más

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires
Entrevistas

Algo más sobre el Mossad y los atentados en Buenos Aires

30 Julio 2021


Una entrevista con el ex jefe del Mossad Shabtai Shavit

La página oficial de Imam Tawhidi
Entrevistas

Imam chiita, de antisemita, a gran defensor de Israel

30 Julio 2021


Conoce a Imam Muhammad Tawhidi, "The Imam of Peace"

Esta página fue generada en 0.0552571 segundos (14088)
2021-07-31T12:59:53-03:00