Noticias

El periodismo israelí de duelo por súbito fallecimiento de uno de sus grandes íconos, el analista militar Roni Daniel

Uno de los periodistas más destacados y conocidos de Israel, de esos que irradian fuego y pasión por su trabajo, el comentarista de asuntos militares del canal N12 de la televisión israelí Roni Daniel, falleció este lunes sorpresivamente a la edad de 73 años a raíz de un problema cardíaco.

Roni Daniel, en medio de su trabajo (Foto: Ariel Jerozolimski)

 

Roni Daniel aparecía casi diariamente en el noticiero central de N12, considerado el de mayor rating, que inició su camino en 1993. Cubrió innumerables eventos relacionados a la seguridad nacional, atentados, operativos militares, guerras, intifadas, y la lucha constante por la defensa de Israel. Antes había trabajado en el Canal 1  (público), en la radio pública Kol Israel y en Galei Tzahal, la emisora de las Fuerzas de Defensa de Israel.

Su principal característica, además del gran dominio que tenía de todos los temas que cubría en el ámbito militar, de defensa, estrategia y seguridad, era su postura. El suyo no era nunca un informe seco y frío sino absolutamente compenetrado con el tema. Solía dar su opinión personal-como comentarista, no sólo informativista- sobre lo que debía hacerse inclusive en el campo de batalla. Ello desataba a veces críticas porque daba consejos al jefe del ejército y al gobierno todo al opinar que tal paso estaba bien y tal otro era perjudicial.

Y siempre, estaba en el terreno, cubriendo la realidad personalmente, sin intermediarios.

Durante la segunda guerra en Líbano (Foto: Ariel Jerozolimski)

 

Pero estaba clarísimo que siempre hablaba motivado por un profundo amor por el país. En su propio servicio militar, fue soldado en una unidad de combate y llegó a oficial. Era un gran convencido de la justicia de Israel en su lucha por paz y seguridad  y al mismo tiempo no tenía problema en criticar cosas que ocurrían en Israel, que consideraba negativas y recalcaba le provocaban gran tristeza. Y evidentemente, su gran amor era Tzahal, las Fuerzas de Defensa de Israel.

Trataba siempre de irradiar un mensaje de urgencia por un lado en cuanto a la necesidad de solucionar problemas que amenazan a Israel, y por otro de tranquilidad a la población. Se hizo famosa una de sus apariciones durante una de las guerras contra Hamas, cuando sonó por primera vez en vivo la alarma en Sderot indicando que un cohete estaba en camino a la ciudad. mientras estaba transmitiendo. El  periodista Dani Cushmaro que transmitía junto a él, empezó a levantarse y dijo que irán a refugiarse, pero Roni extendió un brazo como reteniéndolo, y proclamó: “Todo bien, no hace falta. Ha sonado la alarma, pasa mucho aquí. Todo bien. Nos podemos quedar donde estamos. Quienes no tienen que trabajar, se refugian. Nosotros seguimos”. Desde el canal aclararon en vivo que la orden, si ocurre nuevamente, es refugiarse.

Roni Daniel nació en Bagdad, Irak, en 1947 y cuando tenía tan solo 2 años quedó huérfano de padre. Un año después su madre se radicó con él y su hermana en Israel. De jovencito combatió en la Guerra de los Seis Días, resultando herido en el frente egipcio, y luego en la Guerra del Desgaste. Fue comandante y llegó al rango de Teniente Coronel. Al retirarse, se abocó al periodismo, al que se dedicó con pasión durante 50 años.

“Roni no era solamente un comentarista militar”, declaró el Primer Ministro Naftali Bennett. “Era la voz de una larga era, de lo bueno en la tierra de Israel, del amor por el país y el cuidado de su seguridad, del kibutz y la ciudad. Era crítico cuando ello resultaba necesario y decía una buena palabra en el momento justo. Todos nosotros lo echaremos de menos, en la pantalla y en nuestros corazones. Mis condolencias y un gran abrazo a su familia”.

El Presidente Itzjak Herzog tuiteó que “hemos perdido la banda sonora única, honesta y confiable de un periodista amante de la gente, el país y la nación”.

También lo despidieron el Canciller Yair Lapid y el Ministro de Defensa Beni Gantz.

Un gran estupor embargó a sus colegas todos, no sólo a los que trabajaban con él en su canal. Muchos de ellos destacaron que detrás de la dureza y el estilo tosco  que irradiaba, había un gran compañero, sensible y preocupado por ayudar y apoyar siempre a los periodistas jóvenes que se sumaban al equipo, dispuesto constantemente a felicitar a otros por sus logros y a disfrutar de los mismos.

 

Sin duda, se fue un ícono del periodismo israelí.

Se hará sentir su falta.

Bendita sea su memoria.

Ana Jerozolimski
(26 Julio 2021 , 13:16)

Ultimas Noticias Ver más

La Capacidad de Ver Felicidad
Rosh Hashana

La Capacidad de Ver Felicidad

20 Septiembre 2021


Fuente: https://es.chabad.org/

Esta página fue generada en 0.0906279 segundos (21298)
2021-09-20T19:50:59-03:00