En comunidad

Un mensaje singular de la Kehilá, tras la colocación de la piedra fundamental de la nueva sede

 

El pasado jueves 2 de diciembre la Kehilá vivió un momento histórico, uno muy significativo entre los muchos que tuvo a lo largo de su historia. Un momento que quedará guardado en la memoria de todos, que nos llena de energía para el presente y marca el futuro que nos espera.

Colocamos la Piedra Fundamental de lo que será nuestra nueva sede en Punta Carretas, un hito en la Comunidad Judía uruguaya que nos llena de orgullo y satisfacción.

"Más que una Piedra Fundamental, hoy colocamos la piedra que imprimirá un sentido de continuidad y transmisión de nuestro legado para las futuras generaciones.

Jóvenes colocando mensajes junto a la Piedra fundamental

 

Seguiremos honrando a nuestros fundadores y a los miembros que durante más de 105 años forjaron nuestra comunidad. Pujantes, trabajadores y con una visión clara que una comunidad se construye todos los días, con acciones concretas." 

Con estas emotivas palabras Susana Grimberg, presidente de la Kehilá, abrió el evento.

En el transcurso del mismo, recordamos a todos aquellos que estuvieron involucrados en el diseño, proyección y construcción de nuestras sedes anteriores. A su vez, agradecimos y reconocimos a todos aquellos que nos ayudaron a vislumbrar en la oportunidad inmobiliaria que se nos presentó, la posibilidad dar el primer paso para concretar este sueño.

Profesionales, asesores y voluntarios que planificaron la nueva sede

 

Tuvimos la oportunidad de homenajear también a quienes son y a quienes fueron parte de nuestra historia: socios, ex presidentes, colaboradores, participantes de nuestras actividades y proyectos. 

El Sr. Saúl Wigozki, socio de la Kehilá desde hace 72 años, junto al socio más joven, Eden Noachas

 

Otro momento muy emotivo fue el encendido de la vela de Janucá correspondiente a esa noche, por parte de nuestros socios con más antigüedad, junto al socio más joven de la Kehilá. Los cuadros artísticos, tan característicos de nuestra institución, dieron brillo y realzaron la actividad, con la interacción entre bailarines de tango y de rikudim.

Nuestra piedra fundamental se conformó por una caja de cristal con objetos muy significativos de nuestra sede actual, nuestra historia y nuestro presente, que se mantendrán vivos en el legado de la futura sede, junto a cartas que escribieron jóvenes de la comunidad, que serán guardadas y -transcurridos 10 años-, devueltas para cotejar si se concretó su proyección de vida judía y comunitaria. Su colocación en nuestra pared, fue el acto simbólico que dio comienzo a esta nueva etapa, que dentro de algunas semanas se concretará estructuralmente con el inicio de esta obra tan importante para la comunidad.

¨El espíritu lo vamos a poner nosotros, como comunidad, pero acá también estará la Neshamá de nuestros padres, abuelos y bisabuelos. Todo lo que se generó espiritualmente y enérgicamente en las sedes anteriores, lo trasladaremos a la nueva sede. 

Tenemos que estar atentos a los cambios y entender las necesidades de las nuevas generaciones, saber transmitirles un judaísmo en un lenguaje que todos podamos entender.¨

Estas palabras del Rav Max Godet reflejan la nueva etapa que empezamos: con una mirada que honra el pasado y las acciones orientadas al futuro, para seguir construyendo la Kehilá de las próximas generaciones. 

Invitamos a todos a ser parte de este camino que recién empieza, en el que mucho más que una nueva sede, vamos a construir el futuro de nuestra Kehilá.

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0507860 segundos (12578)
2022-08-15T15:56:00-03:00