Cultura

Este sábado 15, nueva presentación de la novela de Mauricio Bergstein

FUSILES EN EL PARAGÜERO

Sábado 15 de enero, 20 horas, Fundación Atchugarry

 

Una nueva cita que vale la pena

Esta vez, la segunda presentación del libro, el autor Mauricio Bergstein estará acompañado por Ariel Gold y Eduardo Zaidenstat

 

 

Aquí puedes leer la nota de Ionatan Was sobre la primera presentación del libro, en el Museo Blanes.

Es oportuno compartir un comentario sobre el libro, que nos acaba de llegar

 

Revisando mi Biblioteca

 

FUSILES EN EL PARAGÜERO

 

por Daniel Benoit Cassou

 

Este libro publicado en noviembre del 2021 me interesó desde el vamos por que el autor Mauricio Bergstein (Montevideo, 1961) es uruguayo, de mi generación y fuimos compañeros de facultad.

Estuve en la presentación del libro presentado por Ana Ribeiro y Ruperto Long que amén de ser buenos escritores, forman parte de mi círculo de amigos.

La Profesora Ana Ribeiro y el Ing. Ruperto Long junto a Mauricio Bergstein (en el medio)- Foto: Marcelo Singer

 

Sin conocimiento previo de la temática, me compré el libro y lo llevé a la charla regresando con el mismo con una dedicatoria.

Se trata de la primera novela de Bergstein a la que la antecedieron algunos libros de cuentos y relatos de viajes.

Tampoco en la charla me enteré de que trataba la historia pues el audio no era nítido sin embargo oí que hablaban de Sigmund Freud (Moravia, 6 de mayo de 1856 -  Londres, 23 de setiembre de 1939), referente no solo en el ámbito de la psicología sino también en el arte.

La historia del arte tuvo un gran punto de inflexión a partir del psicoanálisis lo que permitió a muchos artistas sanar a través de las terapias, exteriorizando los temores mediante la pintura, escultura, escritura o la manifestación artística que fuera.

Uno de los casos mas nombrados es el de la artista franco-estadounidense Louise Bourgeois quien a partir de realizarse psicoanálisis freudiano, pudo vencer sus traumas manifestándose en las artes visuales.

“Sin el arte me hubiera suicidado”, decía Bourgeois y fue el psicoanálisis invento de Freud quien le permitió sobrevivir.

Es común repetir que Freud debió de huir de su Austria natal a partir del ingreso del ejercito de Hitler al país, quien luego de el “Anschluss”, la anexión de ambas potencias, se ocupara de exterminar a los judíos que vivían allí, previa expropiación de sus bienes.

“Yo no abandoné Viena, sino  que Viena me abandonó a mi”, decía Freud.

Fue un golpe no solo duro, sino que inesperado pues la comunidad judía se sentía muy segura y protegida dentro de Austria, fundamentalmente en Viena que era una ciudad de vanguardia y progreso abierta a todo el mundo.

Tampoco somos conscientes de lo que fueron los avances de las tropas nazis donde solo el taconeo de su botas provocaba pánico y temor entre los judíos.

El título de la novela proviene de la invitación que le hiciera Anna, la hija de Freud a los nazis, cuando llegan a su casa armados y les pregunta amablemente si podrían dejar los fusiles en el porta paraguas.

La usurpación de los objetos de los judíos, la degradación social por el maltrato no solo recibido por los nazis sino por la mayoría de los austríacos que se plegaron a la despiadada actitud social impuesta por fürer, está muy bien vivencida más que redactada en este libro.

Vecinos y amigos de toda la vida se convirtieron en fieras feroces atacando sin cesar a quienes otrora apreciaran.

Más allá del reconocimiento internacional que gozaba Freud, Hitler tuvo cero consideración con él y su familia.

Fueron algunos amigos allegados a la familia como la princesa de Grecia y Dinamarca Marie Bonaparte (1882-1962), sobrina bisnieta de Napoleón Bonaparte, quienes se ocuparon de solicitar asistencia a los gobiernos de Estados Unidos, Francia e Inglaterra para poder sacar al doctor y su familia fuera del foro nazista.

El hilo conductor de esta formidable novela parte de una consulta que en 1898 podría haber realizado en el consultorio del Dr Freud, la madre de Adolfo Hitler preocupada por la conducta de su hijo.

A partir de ese suceso que no se logra constatar al día de hoy pues la información aun continúa confiscada, Bergstein munido de una vasta información de otros autores, teje una historia que si bien es de ficción está basada en hechos y personajes reales que participaron dentro del ámbito privado de Freud y su familia quienes vivían en su residencia ubicada en la que fuera una de las calles mas emblemáticas de la ciudad como fue Bergasse en el número 19.

De forma detallada y minuciosa, Bergstein recrea la situación del exilio de Freud, octogenario y con un cáncer de maxilar muy avanzado,  y su familia llevada a cabo en 1938.

Describe ciertas particularidades que no solemos leer en los libros de historia, permitiéndonos recorrer junto a Freud y su familia esos días previos, donde se vivía bajo tanta tensión dentro de un ámbito de temor.

Dentro de un esquema muy particular y ameno, a partir de un diálogo entre el autor y un amigo, el relato nos lleva también a Montevideo, precisamente al Bar Arocena ubicado sobre la avenida Arocena en Carrasco donde se va armando la historia.

Bergstein realiza un recorrido en la historia de los judíos desde que Moises los rescatara de las manos de los egipcios incluyendo también vivencias de su propia familia.

Hay un detalle minucioso en el cual Bergstein pretende captar la tensión que vivía la familia Freud durante esos días previos a su partida, cosa que logra con éxito, a partir de la angustia que le generaba al psicoanalista escoger los objetos que podría llevarse, entre los cuales piezas egipcias, esculturas, obras de arte en general, alfombras y fundamentalmente sus libros, que a quienes nos gusta rodearnos de ellos, sabemos que forman parte de nuestra concepción de vida mas allá de ser meros objetos.

Tenía tres mil piezas de las las cuales logró llevarse solo un tercio.

El relato está muy bien llevado a cabo, permitiendo no decaer el interés del lector dentro de una historia particular un tanto privada, si es que se puede decir tratándose de una de las personalidades mas influyentes del SXX como es el caso de Freud, dando cuenta de las atrocidades de lesa humanidad que hemos cometido dentro de nuestra historia contemporánea.

Tampoco la mayoría de los seres humanos, hemos sido conscientes de lo que produjo la expulsión de los judíos y árabes que realizara le reina Isabel la Católica, no logrando visualizar las implicancias personales de todas esas familias que debieron dejar sus casas, sus tierras, sus vidas, sus vecinos, etc, entre otras expulsiones.

Podremos cargar con nuestro propio cuerpo pero nuestras vidas están conformadas por un todo munido al lugar donde nacimos y vivimos.

El mismo error solemos tener con el Holocausto que involucró a personas que aun hoy viven, y este libro nos facilita esa toma de consciencia que nos lleva a tener respeto así como a ser solidarios con tanta gente que atravesó esa trágica experiencia.

Ultimas Noticias Ver más

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno
Noticias

La lucha contra el antisemitismo no admite descanso alguno

27 Noviembre 2022


Conversación con Sergio Pikholtz, vicepresidente segundo de la DAIA, una organización que cumple 87 años en la lucha contra el antisemitismo.  Por Luciano Mondino

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn
Mundo Judío

El primer progrom argentino plasmado en la novela Maria Domecq de Juan Forn

25 Noviembre 2022


Fuentes:  latinta.com.ar y .amia.org.ar  

Esta página fue generada en 0.7451630 segundos (14017)
2022-11-27T15:34:23-03:00