Noticias

Para los judíos, la historia se repite en Ucrania

Fuente: JNS Por Melanie Philips

Es cierto que muchos nacionalistas ucranianos recibieron inicialmente a los invasores alemanes como libertadores durante la Segunda Guerra Mundial. Pero Ucrania sufrió más que Rusia por el nazismo, con más de su población muerta durante la guerra que cualquier otro país.

El ataque contra Ucrania por parte del presidente de Rusia, Vladimir Putin, es una tragedia horrible para todos los ucranianos, así como una crisis para Europa y Occidente en general. Sin embargo, para el pueblo judío tiene una resonancia especial y profundamente preocupante.
 
Durante el Holocausto, se estima que entre 1,2 y 1,4 millones de judíos ucranianos fueron asesinados. Volodymyr Zelensky, el heroico presidente del país que está inspirando su resistencia, es un judío que perdió familiares en ese caldero.
 
 
Ahora la comunidad judía de Ucrania, que tiene una larga historia de traumas por oleadas de pogromos a lo largo de los siglos, vuelve a estar aterrorizada. Los judíos se refugian en sinagogas y búnkeres mientras que algunos han huido a Israel.
 
Una vez más, el antisemitismo acecha su tierra. El rabino Jonathan Markovitch y su esposa Inna habían estado albergando a decenas de personas en el sótano de su Centro Judío de Kiev, afiliado a Chabad, que habían abastecido con alimentos, agua y combustible.
 

Pero abandonaron Ucrania dentro de las 24 horas posteriores a las advertencias de los funcionarios de seguridad de que sus vidas estaban en peligro. “Dijeron que era más seguro para la comunidad, para mí y para ellos”, dijo el rabino.
 
Las bombas de Putin han caído en el sitio de Babyn Yar, donde los nazis mataron a decenas de miles de judíos en una de las peores masacres individuales del Holocausto. Como Zelensky preguntó con emoción: "¿Cuál es el punto de decir 'nunca más' durante 80 años si el mundo permanece en silencio cuando cae una bomba en el mismo sitio de Babyn Yar?"
 
El simbolismo era ciertamente potente. Pero las asociaciones de este ataque con la experiencia judía son aún más funestas.
 
Es absurdo que Putin haya utilizado el pretexto de la "desnazificación" para su agresión. Acusando a los ucranianos de ser nazis y drogadictos, afirmó que su invasión fue “para proteger a las personas que durante ocho años se han enfrentado a la humillación y el genocidio perpetrados por el régimen de Kiev”.
 
Esto es claramente ridículo. No solo Zelensky es judío, sino también el ex primer ministro de Ucrania, Volodymyr Groysman. En las elecciones generales de 2019, Zelensky obtuvo el apoyo de alrededor del 70% de los votantes.
 
El único crimen cometido por la Ucrania democrática es ser independiente de la Rusia de Putin.
 
Putin está utilizando una narrativa que tuerce y distorsiona la historia de Ucrania. Es cierto que muchos nacionalistas ucranianos recibieron inicialmente a los invasores alemanes como libertadores durante la Segunda Guerra Mundial y colaboraron con la ocupación. Los antisemitas ucranianos fueron considerados particularmente salvajes.
 
Pero Ucrania sufrió más que Rusia por el nazismo, con más de su población muerta durante la guerra que cualquier otro país.
 
Putin ha estado vendiendo durante mucho tiempo esta mendaz justificación de su agresión. Lo usó durante su invasión de Crimea y la campaña militar en Donbas hace ocho años, cuando afirmó que su principal preocupación era “la orgía de nacionalistas, extremistas y antisemitas en las calles de Kiev”.
 
Esto fue rechazado públicamente por los líderes cívicos y religiosos judíos ucranianos. En marzo de 2014, el rabino Yaakov Dov Bleich (uno de los dos que afirman ser el principal rabino del país) dijo que los incidentes antisemitas en Ucrania eran raros y que el primer acto de vandalismo antijudío en Crimea había ocurrido dos días después de que las tropas rusas tomaran el control. .
 
Las últimas afirmaciones de "desnazificación" de Putin han provocado horror entre los expertos en el Holocausto. Cientos de historiadores firmaron una carta condenando el "abuso cínico del término genocidio, el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, y la equiparación del estado ucraniano con el régimen nazi para justificar su agresión no provocada" por parte del gobierno ruso.
De hecho, es el propio Putin quien ha desatado el neonazismo en Ucrania utilizando el Grupo Wagner. Este es un ejército privado de mercenarios financiado por oligarcas pro-Kremlin. Está dirigido por Dmitry Utkin, un ex oficial de inteligencia militar ruso que luce tatuajes de las Waffen-SS y que supuestamente nombró a su equipo en honor al compositor favorito de Hitler.
 
Los extremistas de extrema derecha constituyen el núcleo de este grupo, que ha cometido terribles atrocidades en África, Oriente Medio y Ucrania como fachada de la política imperial rusa. Y ahora, según los informes, Putin le ha ordenado que asesine a Zelensky.
 
Además, como escribe Oved Lobel para el Consejo de Asuntos Judíos de Australia/Israel, el Grupo Wagner está lejos de ser el único activo de extrema derecha de Putin.
 
Casi todos los principales grupos extremistas violentos nacionalistas y racistas del mundo de hoy, dice Lobel, comenzaron con el foro neonazi Marcha de Hierro, iniciado por Alisher Mukhitdinov en Rusia en 2011.
 
Mukhitdinov desapareció repentinamente en 2017, pero fue identificado por el Servicio Ruso de la BBC en 2020 y se descubrió que vivía tranquilo en un apartamento de Moscú, lo que implica más que una relación con los servicios de seguridad rusos.
 
El Movimiento Imperial Ruso, que ha luchado en Ucrania, fue designado organización terrorista por Estados Unidos en 2020 por entrenar y financiar a terroristas neonazis en todo el mundo en sus campamentos militares, que operan bajo la supervisión de los servicios de seguridad rusos.
 
Algunos terroristas entrenados por este grupo han sido vinculados a ataques en Europa, como el bombardeo del Movimiento de Resistencia Nórdica en Suecia en 2017. La inteligencia rusa también ha sido vinculada a los neonazis de Hungría.
 
Putin busca revertir la identidad de los neonazis y sus víctimas canalizando el mito de la lucha soviética contra el nazismo alemán. Pero esto también se basa en una distorsión de la historia.
 
Después de todo, la Unión Soviética fue inicialmente un aliado de la Alemania nazi a través del pacto Molotov-Ribbentrop. La Segunda Guerra Mundial fue lanzada contra Europa en 1939 por la Unión Soviética y la Alemania nazi juntas.
 
Posteriormente, Rusia montó una defensa heroica contra Alemania que ayudó a ganar la guerra. Putin está manipulando este hecho para presentar una asombrosa inversión de la realidad para justificar su agresión y brutalidad no provocadas.
 
Ahora bien, ¿dónde hemos escuchado esto antes, donde las propias víctimas de un intento de borrarlas del mapa son acusadas falsamente de genocidio?
 
Bueno, por supuesto, esto es precisamente lo que los “palestinos” le han hecho a Israel. Durante décadas han promovido la gran mentira de que ellos son los indígenas de la tierra, que los judíos fueron los colonizadores que los despojaron de sus derechos y que los israelíes continúan oprimiéndolos y practicando el “genocidio” en su contra.
 
Cada parte de eso no solo es falsa, sino que son los “palestinos” los que buscan una conquista agresiva y los israelíes las víctimas de su terror.
 
Esta gran mentira sobre Israel se creó en la década de 1960 cuando el líder terrorista “palestino” Yasser Arafat hizo causa común con la Unión Soviética para reescribir la historia, demonizar al Estado judío y subvertir a Occidente torciendo su mente colectiva y destruyendo su brújula moral.
 
Esto fue expuesto por el general Ion Pacepa, exjefe del servicio de inteligencia exterior de Rumania, quien desempeñó un papel importante en las operaciones del bloque soviético dirigidas contra Israel y los EE. UU. y que desertó hacia el oeste en 1978.
 
Según Pacepa, el presidente de la KGB, Yuri Andropov, le dijo: “Necesitábamos inculcar un odio al estilo nazi hacia los judíos en todo el mundo islámico, y convertir esta arma de las emociones en un baño de sangre terrorista contra Israel y su principal partidario, Estados Unidos”.
 
Esta alucinación ha resultado en la demonización de Israel en Occidente. Y ahora la misma estrategia está siendo desplegada por el ex oficial de la KGB Putin hacia Ucrania.
 
En una publicación en hebreo en su página de Facebook, Zelensky instó a los judíos de todo el mundo a denunciar el intento de Rusia de “borrar” a los ucranianos, su país y su historia.
 
“Ahora me dirijo a todos los judíos del mundo”, escribió. “¿No ves lo que está pasando? Por eso es muy importante que millones de judíos en todo el mundo no se queden callados en este momento”.
 
Zelensky gritó a los judíos que hablaran porque ve que la historia se repite en su país. Para el pueblo judío, dondequiera que esté, la historia siempre lo hace.
 
 

Ultimas Noticias Ver más

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas
Tecnologías & Salud

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas

01 Diciembre 2022


Fuente: https://nocamels.com Por Ariel Grossman

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

01 Diciembre 2022


La Educación Judía Según Labán - Trayendo a Casa al Distanciado - El Gato - Los Nombres Judíos  

Esta página fue generada en 2.5769541 segundos (17502)
2022-12-01T19:32:01-03:00