Noticias

530 años del Edicto de Expulsión de los Judíos de España

Cada 31 de marzo se recuerda este nefasto hito en la historia del pueblo judío, uno de los principales exponentes en la larga –y por ahora interminable- secuencia del antisemitismo y la persecución de los judíos. En este artículo, el Presidente del CCIU, Marcos Israel nos relata sobre la importancia que tuvieron los sucesos de 1492 en la historia de los judíos sefaradíes y las consecuencias que tendrían a posteriori.

Quince siglos de historia judía en España –desde antes de que fuera España-, estuvieron signados por momentos de esplendor, y de desarrollo económico y cultural.   Pero también por momentos existencialmente críticos. La expulsión de España no fue la primera expulsión que sufrieron los judíos en su milenaria historia, desde los tiempos del imperio babilónico, ni tampoco la última, pero tiene un simbolismo muy particular y es la más cercana en el tiempo después de los sucesos del siglo XX: el Holocausto y la persecución-expulsión de los judíos del mundo árabe (alrededor de un millón).

Para algunos autores, el año 1492 fue un año bisagra entre el viejo mundo y el nuevo mundo, el que estaría signado por la modernidad. En ese año de 1492, se destacan tres eventos fundamentales: el 2 de enero: la conquista de Granada por los reyes católicos, que marca el fin de alguna presencia musulmana soberana en territorio español; el 31 de marzo: el edicto de expulsión de los judíos; y en agosto: la salida de Colón en busca de las Indias.

Los tres eventos reflejan la gloria y la devastación de la modernidad que vendría. Para Europa es el comienzo de la ampliación de horizontes geográficos, intelectuales, sociales, económicos y políticos. Para algunos pueblos significó el comienzo de la limpieza étnica, la pérdida de bienes y de identidad, el exilio, la persecución, la intolerancia.

En este sentido podemos empezar a prefigurar el concepto de los judíos como precursores: los primeros en sufrir las consecuencias negativas de las transformaciones que estaban comenzando. Más tarde, para otros pueblos, esos cambios significaron la invasión, la muerte, y la esclavitud. La modernidad traería, por un lado, el Iluminismo, pero por otro también la agresividad reflejada en masacres, intolerancia religiosa, esclavitud, dominación. Vale la pena recordar en este punto que el Holocausto también fue un producto de la modernidad.

La expulsión de España fue un hecho muy grande y muy impactante, por el número de personas y por el arraigo de más de mil años que los judíos tenían allí, por su desarrollo cultural y económico y por su apego al lugar. El mundo del exilio es completamente extraño, y, por lo tanto, sin significado. Es un violento desarraigo que echa por tierra, costumbres y lugares saturados de memorias cruciales para la identidad. Un sentimiento de alienación envuelve a las personas que sienten su existencia totalmente en peligro.

A pesar de todo eso, los judíos sefaradíes conservaron durante siglos aspectos fundamentales de su cultura hispánica, atesorando la lengua, la música, y las costumbres culinarias entre otros.

En setiembre de 2015, en un gesto inédito en la historia de España, no sólo se aprobó una ley especial con el voto a favor por parte de todos los partidos políticos del parlamento, sino que también se celebró la entrada en vigor de esa nueva norma con un acto solemne en el Palacio Real de Madrid, presidido por el rey de España, Felipe VI. El rey reconoció el enorme daño que se había causado a esa comunidad en aquellos años, en los que fueron desterradas decenas de miles de familias, cuyos descendientes se estiman en más de 3 millones 500 mil personas diseminadas en América Latina, Estados Unidos, Turquía y los Balcanes. El 30 de noviembre de 2015, el Rey Felipe VI presidió un acto solemne con motivo de la Ley por la que se concede la nacionalidad española a los sefardíes, descendientes de los judíos que fueron expulsados de España en 1492, y se dirigió a ellos para decirles: “¡Cuánto os hemos echado de menos!  Con esta ley queremos expresaros que contamos con vosotros para caminar juntos, porque todos somos ciudadanos españoles en la construcción de una España cada día mejor Gracias por haber hecho prevalecer el amor sobre el rencor y por haber enseñado a vuestros hijos a amar esta patria española”.

Ultimas Noticias Ver más

 Parashá Vaietze
Mundo Judío

Parashá Vaietze

01 Diciembre 2022


Por Eli Levy

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas
Tecnologías & Salud

La inteligencia artificial ayuda a los niños autistas

01 Diciembre 2022


Fuente: https://nocamels.com Por Ariel Grossman

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

01 Diciembre 2022


La Educación Judía Según Labán - Trayendo a Casa al Distanciado - El Gato - Los Nombres Judíos  

Esta página fue generada en 0.0950999 segundos (19122)
2022-12-01T21:26:07-03:00