Noticias

Esto explica las duras imágenes del funeral de la periodista de Al Jazeera

Nota de análisis y opinión

 

Shirin Abu Akleh, veterana periodista de la cadena catarí Al Jazeera, pagó con su vida por la valentía de cubrir enfrentamientos armados en una zona compleja. Aún antes de saberse con certeza qué bala la mató, debe tenerse claro que no fue víctima de un asesinato sino de  su propio trabajo, en el que tenía claro que ni el chaleco protector ni el caso podían garantizar su vida en zona de guerra. El miércoles de mañana fue alcanzada por una bala en la cabeza en el campamento de refugiados Jenin, mientras tenía lugar allí un enfrentamiento entre soldados israelíes y  palestinos armados sospechosos de estar planeando nuevos atentados terroristas.

Quedó claro de inmediato que los palestinos no  desperdiciarían la tragedia y sabrían aprovechar al máximo lo ocurrido, para presentar a Israel como responsable, aún sin tener ninguna prueba al respecto. Y evidentemente, no sólo como responsable, sino como quien habría disparado en forma premeditada hacia la periodista “para callarla”.  Ese fue el mensaje desde el comienzo, sin tener elemento ninguno para determinarlo, por lo cual estuvo claro de entrada que convertirían a Shirin y su muerte en un mito.

Y cuando de mitos se trata la verdad no importa mucho.

Por eso los palestinos no se iban a arriesgar a nada que pudiera resquebrajar el mito que crearon, razón por la cual rechazaron de entrada la exhortación israelí a investigar en forma conjunta la muerte de Shirin.

Y todo este encare tiene mucho que ver también con el funeral de Shirin, del cual salieron el viernes duras imágenes de policías israelíes golpeando a algunos de los hombres que cargan el féretro, imágenes que recorrieron el mundo “horrorizando” a muchos convencidos de que la Policía quiere alterar la procesión fúnebre. Evidentemente, nada bueno puede salir de esas imágenes, que los palestinos supieron presentar como señal de que Israel ni respeta a sus funerales.

Pero lo que no se vio y cabe suponer que al publicarse los palestinos lo presenten como mentiras o excusas israelíes, es lo que pasó antes de esas imágenes, que muestra una realidad muy diferente.

Vale la pena reproducir entero el hilo publicado por la Policía israelí en su cuenta oficial de Twitter, que también traduciremos.

 

“Los planes para la procesión fúnebre de Shirin Abu Akleh fueron coordinados de antemano por la Policía israelí con la familia. El viernes, unos 300 tumultosos llegaron al hospital Saint Joseph de Jerusalem e impidieron que miembros de la familia carguen el féretro en el carro fúnebre para viajar hacia el cementerio, tal cual había sido planeado y coordinado con la familia de antemano. En lugar de ello, la muchedumbre amenazó al chofer del carro fúnebre y procedió luego a cargar el ataúd en una procesión no planeada hacia el cementerio, a pie. Eso contradecía los deseos de la familia Abu Akleh y la coordinación de seguridad que había sido planeada para garantizar la seguridad de una gran cantidad de participantes en el funeral”.

Y continúa: “La Policía indicó que el féretro sea devuelto al carro fúnebre, así como lo hicieron también  el Embajador de la Unión Europea y la propia familia Abu Akleh, pero la muchedumbre se negó. La Policía intervino para dispersar a la turba  e impedir que se lleven el féretro, y para permitir que el funeral proceda como estaba planeado, de acuerdo a los deseos de la familia”.

Los hombres que cargaban el féretro en las imágenes que recorrieron el mundo, no eran los deudos. No eran ni los familiares ni los amigos de Shirin, sino algunos de los extremistas decididos a poner en escena una procesión fúnebre de acuerdo a sus objetivos propagandísticos, no para honrar la memoria de la periodista. Fue un evento violento destinado a presentar una imagen negativa de Israel, sabiendo de antemano los extremistas que lo que el mundo haría circular no sería su violencia sino los intentos de la policía israelí de reprimirla.

Según informó la Policía, “durante el desorden instigado por la multitud, fueron lanzadas botellas de vidrio y otros objetos, lo cual causó heridas tanto entre la gente de duelo como entre oficiales de Policía”.

En este video, se ve el lanzamiento de botellas incendiarias (en la parte derecha del video)  y la corrida luego hacia el féretro como para que sirva de escondite. Lo registró desde el aire la Policía de Israel.

 

Bassem Eid, activista palestino por la paz, fundador ya años atrás del Palestinian Human Rights Monitor Group, quien suele condenar la imposición de los extremistas en la arena palestina, escribió al respecto en su cuenta de Twitter.

 

“Hemos visto extremistas palestinos como Hamas utilizar a mujeres y niños como escudos humanos, pero hoy utiizaron el cadáver de Shirin Abu Akleh como escudo humano, mientras tumultosos destruían barrios en Jerusalem”.

 

 

Y en otro tuit, agrega:

 

“Los palestinios que están utilizando el funeral de Shirin Abu Akleh para causar disturbios, destruir propiedad y atacar físicamente a israelies, son una desgracia. Paren de profanar la memoria de Shirin!”.

 

 

Los palestinos son campeones de propaganda y no escatiman esfuerzos ni recursos para crear situaciones en las que colocan a Israel en la defensiva. Causan los disturbios violentos ya en el hospital del cual salía el féretro con los restos de la periodista muerta, tiran botellas incendiarias y piedras hacia la policía que estaba allí para mantener el orden y garantizar que la procesión fúnebre se realice en forma digna, tal cual se había hablado con la familia, secuestran el féretro y luego difunden sólo una imagen al mundo, la peor imagen que puede desprestigiar a Israel.

 

Pero nada de esto funcionaría, si no hubiera en el mundo una tendencia a juzgar a Israel distinto de lo que se juzga a los demás. Agencias internacionales se hacen eco de la acusación palestina a Israel por la muerte de Shirin, sin prueba ninguna y   políticos y figuras destacadas expresan “horror” ante lo sucedido , horror que no expresaron cuando terroristas mataron a hachazos a civiles israelíes, ante los ojos de sus propios hijos. Y ellos no fueron a sabiendas a una zona de guerra, no tenían chaleco anti balas ni casco. 

Da asco, La hipocresía de tantos sencillamente da asco.

 

Y quizás nosotros mismos incurrimos en el error de explicar tanto el tema de la muerte de la periodista de Al Jazeera. Quizás el mensaje central sobre el que hay que insistir todo el tiempo es por qué los soldados israelíes habían entrado al operativo en el campamento derefugiados Jenin : para tener terroristas que están planeando nuevos atentados. El terrorismo cobró la vida de 19 personas en atentados cometidos en Israel en los dos últimos meses. Este viernes murió un combatiente en la unidad anti terrorista de la Policía en la aldea Burkin mientras durante un operativo para detener terroristas antes de que salen a un nuevo atentado en Israel.

Esto hay que pararlo.

Ana Jerozolimski
(14 Mayo 2022 , 02:41)

Ultimas Noticias Ver más

 Israel: un país que resulta molesto
Israel

Israel: un país que resulta molesto

15 Mayo 2022


Por el periodista Robert Rocha

Preguntas ineludibles sobre la muerte de la periodista
Israel

Preguntas ineludibles sobre la muerte de la periodista

13 Mayo 2022


Por Ana Jerozolimski desde Israel

Esta página fue generada en 0.0659940 segundos (5841)
2022-05-16T06:23:35-03:00