Entrevistas

Con el Capitán del equipo uruguayo de fútbol que disputa la final en las Macabeadas

Mikael Lijtenstein: “Esto es un orgullo”

Los capitanes de los equipos de fútbol suelen ser un símbolo, un justificado referente. Y al hablar con Mikael Lijtenstein, queda en claro nuevamente que el equipo de fútbol open que está representando a Uruguay en las Macabeadas-los Juegos olímpicos del mundo judío- combina humildad con firmeza. No dan nada por ganado antes de pelearla y tampoco renuncian ni a una gota de garra. Esto, claro, además de una gran dedicación. Es que se trata del equipo de Hebraica que participa en la Liga Universitaria uruguaya,y que aquí-así nos dicen varios de  los jugadores- se sienten privilegiados por tener el orgullo de representar a Uruguay.

Éste ha sido el récord del equipo en la Macabeada:

 

Grupo

Uruguay 3 - 1 Suecia

Uruguay 1 - 1 USA

Uruguay 4 - 0 Bélgica 

 

Cuartos de final

Uruguay 1 - 1 Israel 

Ganamos 4-3 en penales 

 

Semifinal

Uruguay 4 - 2 Francia

 

Cabe recordar que el equipo israelí al que Uruguay derrotó en los cuartos de final, es el profesional de la sub-19 que recientemente hizo historia al clasificarse por primera vez a la final del campeonato europeo en el que terminó segundo.

Mikael (29) un joven exitoso ingeniero de sistemas, está ligado a Macabi desde niños. Siempre activó en este movimiento juvenil de la colectividad judía, también fue madrij (guía, líder) de un grupo, fue Rosh Bogrim, o sea que encabezó los grupos mayores , y pasó un año en Israel en el marco del programa conocido como “Shnat”, al que los jóvenes llegan en el marco de sus respectivos movimientos.

Juega al fútbol desde que tiene memoria. Esta es su quinta Macabeada. De ellas, tres en Israel-el campeonato internacional- y hubo dos en las Panamericanas que le tocó jugar en Chile y México. En el equipo hay algunos futbolistas mayores que él, de 30, 33 y 34, y por otro lado está su hermano menor Matías, para quien ésta es la primera Macabeada, y Alan Garfinkel, que está jugando por primera vez en Israel pero ya estuvo en las Panamericanas de México en el 2019.

Lijtenstein es el Capitán desde el 2020 y tiene claro que ésta es una responsabilidad.

Conversamos con él durante el fin de semana, de cara a la final contra Estados Unidos que se disputa este domingo de tarde en el estadio de Givat Ram en Jerusalem.

 

P: Mikael, cuando pienso en la figura del capitán en un equipo, veo la imagen ejemplar de Diego Godin. ¿Cómo explicarías la responsabilidad del capitán más allá del simbolismo? ¿Qué papel juega?

R: El capitán es un referente y debe ser un ejemplo en todo, dentro y fuera de la cancha. Creo que adentro de la cancha hay que llevar el equipo desde el orden, de la estrategia, desde el posicionamiento y el juego, pero también es una referencia afuera. Porque esto no empezó el 14 de julio con el primer partido, empezó hace meses en Uruguay, donde entrenamos como locos . También hay que organizar, ayudar, tener la iniciativa,  motivar a la gente, acompañar y estar en todo lo que se pueda. También es parte de la responsabilidad y poder estar en lo máximo posible y eso a mí me encanta . Está buenísimo poder tener ese rol y apoyar al equipo en lo que precise. 

 

P: Cuando entrevisté al Subsecretario de Deportes Pablo Ferrari, después que les entregaron el pabellón nacional, él me decía que les deseaba que se diviertan mucho, por supuesto, que les vaya muy bien, que logren representar muy dignamente al país, lo cual va más allá de los goles. No es poca cosa representar al país ¿verdad?

R: Sí, tal cual,  representar al país en todo momento. Cuando nos subimos al ómnibus, cuando estábamos en el avión, cuando desfilamos, cuando vamos a comer, cuando vamos a entrenar, dejar bien parado a Uruguay dentro y fuera de la cancha.

 

P: ¿En qué medida vos sentís que en todo esto el seleccionado nacional es una especie de faro? En los últimos años, especialmente desde la época del maestro Tabárez, se destacó mucho lo que va más allá del fútbol, el comportamiento, la actitud. ¿Te parece que eso influye también en los grandes equipos, en este caso ustedes que son un equipo a la universitaria todo el año y ahora que están representando Uruguay de Macabeadas? 

R:  100%. Es una influencia porque en Montevideo jugamos de remera amarilla, que es el color de Hebraica y acá volvemos a resaltar a Uruguay. Bueno, llevamos la remera celeste y en la arenga previa al partido, gritábamos Uruguay. Entonces el ejemplo de lo que es la selección es espectacular y parte también del proceso que tiene ya la selección y de los últimos años es parte de lo que nos ha pasado a nosotros en las Macabeadas. Cada día estamos mejor, cada día tenemos más experiencia, cada día aprendemos más y cada día estamos mejor preparados.

 

P: ¿Y cómo se maniobra entre la humildad y por otro lado la gerra, ese entrar con toda la fuerza a la cancha y no dar el brazo a torcer?

R: La humildad es lo más importante. Y al mismo tiempo hay que creérsela porque si no te la crees, si no crees que podés ganar un partido, nunca lo vas a ganar, pero de la misma manera hay que ir paso a paso, partido a partido, jugada a juagada; ir de a poco tranquilos, concentrados e ir jugando cada partido. Y la garra uruguaya es un plus. Créeme que es un plus difícil de entender para otros equipos. Eso que tenemos nosotros nos da un plus, cuando no podemos más, cuando no tenemos aire,como el otro día que  aguantamos un partido de 120 minutos contra Israel- que tiene un ritmo impresionante-,  lo aguantamos y lo tiramos al final y le jugamos de igual a igual; entonces eso es algo que lo tenemos creo que solo nosotros.

 

P: Uno de los temas que a mí me resultan más emocionantes es la combinación , en las Macabeadas, de dos orgullos. Por un lado, venir con el pabellón nacional a representar a Uruguay y cantar por la Celeste y esa entrada en el estadio, con todos los símbolos de Uruguay por todos lados; y, por otro lado, compartir un evento así con deportistas judíos de todos lados, o sea que pueden ser tu contrincantes, pero también tus hermanos. 

R: Doble piel de gallina, la verdad, representar a Uruguay es espectacular y que sea en Israel, también te llena desde otro lugar. Creo que uno de los momentos más emocionantes que tiene la Macabeada es cuando se canta el Hatikva…

 

P: El himno nacional de Israel. Eso fue imponente. Una multitud en el estadio Malha de Jerusalem, incluidos los 10.000 deportistas de 62 países, cantando lo que los une a todos en el sentimiento judío, más allá de que cada uno lucha para obtener logros para su país.

R: Exacto. Vivir eso en el estadio es espectacular y cada vez que venimos a una Macabiada es de las mejores cosas.  Es un espectacular salir de Uruguay a representar Uruguay . Y también es muy fuerte cómo todo el mundo está pendiente. Nos llaman, nos mandan mensajes todo el tiempo.  No se puede creer la cantidad de gente en Uruguay que mira los partidos , que comenta, que nos escribe, es una locura. Y eso, primero, nos ponemos felices a nosotros y nos da más ganas todavía de cara a lo que es el partido de la final. El  apoyo y el aguante que tenemos de Uruguay es impresionante también. 

 

P: ¿Qué  comentarios les hacen otros equipos  sobre ustedes como uruguayos? Por ustedes y por el nombre que tiene Uruguay en el fútbol mundial. 

R: Que ningún país quiere jugar contra nosotros.  Porque  damos pelea . Sin perder la humildad eso nos agranda un poco, porque sabemos que se la haremos fácil a nadie.

P: No puedo dejar de preguntarte qué significa para vos jugar con tu hermano Matías. Ustedes son uno de los tres pares de hermanos en el equipo. Están también Nicolás y Marcel Poziomek y Federico y Martín Schindler.

R: Es espectacular. Poder estar en la cancha,  abrazarnos cuando termine el partido, festejar juntos una jugada, es impresionante.  Y  tenemos la suerte, mi hermano y yo  de que nuestros padres y nuestra hermana están acá  mirando los partidos. Más allá  de las Macabeadas , es un álbum familiar.Mi padre de las últimas tres Macabeadas fue a todas, mi madre a las últimas dos, mi hermana fue a varias también a mirar. Entonces, más allá del juego en la cancha con mi hermano que lo abrazo en cada festejo, esto  termina siendo de toda la familia. Cuando ganamos, ganamos todos. 

La familia: la hermana Camila, el papá Ariel, el hermano menor Matías, la mamá Daniela y Mikael

 

P: Hermosísimo.  ¿Algún mensaje final que quisieras destacar?

R: Sólo agradecer el apoyo del club, de todos los que están en Uruguay, de todos los que nos  escriben mensajes, de todos los que fueron parte de la preparación, por supuesto a Osvaldo Canobbio, nuestro DT, a la familia, a todo el mundo.  Además, quisiera decir que es un poco  difícil de transmitir lo que es para nosotros esto, el fútbol y el campeonato y las Macabeadas, estamos viviendo un sueño y ni te digo ahora con medallas.

 

P: Hermoso. Es que la medalla de plata ya la tienen asegurada. Pero van por el oro. 

R: Así es.

P: Mikael, que sea un éxito. Y que volvamos a hablar después de la final, con el  oro. Muchas gracias por tu tiempo.

R: A vos.

Ana Jerozolimski
(24 Julio 2022 , 03:00)

Ultimas Noticias Ver más

Rumores de alto al fuego mientras los cohetes  continuan hacia Israel
Israel

Rumores de alto al fuego mientras los cohetes continuan hacia Israel

07 Agosto 2022


Ana Jerozolimski  desde Israel nos brinda una puesta a punto.

Esta página fue generada en 0.0923309 segundos (16462)
2022-08-07T15:39:30-03:00