Israel

Con el uruguayo-israelí Roni Kaplan, co- Director de Conexión Israel

Cómo y por qué vincular a Latinoamérica con la innovación israelí

A Roni Kaplan muchos lo tienen especialmente presente por sus años como oficial en la unidad del portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, explicando al mundo en español sobre los desafíos de Israel en la lucha anti-terrorista. Pero como Roni no se queda quieto ni un momento, apenas terminó su servicio en Tzahal buscó otra forma de aportar al pais y de hacer algo interesante.

 

Tras casi 10 años en el ejército, en el que su último cargo fue jefe de Enlace con las Naciones Unidas en la frontera entre Israel y Líbano, lanzó otra gran iniciativa para presentar el ecosistema tecnológico de Israel a América Latina. Así nació Conexión Israel, que creó junto a su socio Gabriel Chocron.

Un saludo con el Presidente de Israel Itzhak Herzog

 

Es un gusto que nos lo cuente. Pero primero, la presentación general.

El cuadro general de Conexión Israel


“Conexión Israel la creamos con Gabriel Chocron el día que yo me liberé de las Fuerzas de Defensa de Israel, a mediados de 2015, y básicamente desde entonces estamos trabajando. Nuestro principal trabajo es traer misiones a Israel de emprendedores, empresarios, tomadores de decisiones políticas, formadores de opinión de toda Latinoamérica y de alguna manera hacer con ellos una inmersión en el sistema de innovación de Israel. 

Ya han venido más de 1.500 personas en estos programas, de toda América Latina y de algunas partes de Estados Unidos. Entre nuestros clientes han estado realmente grandes emprendedores que después tuvieron empresas de más de 1.000 millones de dólares en Latinoamérica, las llamadas unicornio. A veces en las visitas llegamos a visitar hasta al presidente de Israel o algún político de alto nivel, o a empresarios del nivel de Amnon Shashua, el fundador de Mobileye, esta empresa que está intentando crear un auto sin chofer, el auto del futuro, para eliminar los accidentes de tránsito. Básicamente esta experiencia, que dura entre cinco y ocho días, intenta marcar un antes y un después en la vida de las personas que vienen, que se lleven estas herramientas y eso les aporte a su vida personal y empresarial”.

Una visita a Beit Hanasí, en la que el Presidente Herzog recibió a una misión de Conexión Israel con autoridades de gobierno argentinas, que incluyó a varios ministros y 8 gobernadores

 

P:¿De dónde nació la idea de conectar el sistema tecnológico israelí con Latinoamérica?

R: La verdad que tuve la posibilidad de viajar mucho por Latinoamérica y ver las diferencias sociales, las necesidades, y por otro lado servir en las Fuerzas de Defensa de Israel muchos años y conocer mucho la innovación de punta y la tecnología de punta que existe aquí en Israel. De alguna manera eso tiene que ver con la forma distinta en que está organizado Israel en términos de políticas públicas. La intención es conectar para generar, al fin y al cabo, más inclusión social y no dejar a nadie rezagado en nuestra querida América Latina a través de lo que Israel pueda aportar en este sentido, que en mi humilde opinión es muchísimo. 

 

P: Cuando uno habla de alta tecnología, de innovación, uno piensa en el mundo de los grandes negocios, pero en realidad estás destacando la dimensión social que se facilita a través de la innovación tecnológica, ¿verdad?

R: Creo que en Israel, como decía Shimon Peres, aprendimos a apreciar nuestra mayor ventaja, que son nuestras mentes. A través de la creatividad y la innovación transformamos los desiertos en campos florecientes y nos transformamos realmente en pioneros en ciencia y tecnología, y eso tiene que ver con  la cultura judía-el 74% de la población israelí son judíos- pero también con la cultura de este Estado de Israel moderno, desde el año 1948. Pienso que al fin y al cabo la innovación y la tecnología tienen que venir para mejorar la calidad de vida de la gente, ese es el propósito que tiene, no es algo que venga solamente para que unos pocos se hagan multimillonarios, sino que tiene como objetivo no dejar a nadie rezagado, vivir en un mundo más interconectado y de alguna manera también disminuir las diferencias sociales tan grandes que tenemos hoy en América Latina, pero en realidad es un tema global.

Una visita de un grupo de Maestría de Administración de Empresas multinacional de la Universidad Adolfo
Ibáñez de Chile a la empresa Roots

 

P: ¿Podrías darme ejemplos concretos, lugares, empresas de innovación tecnológica a los que llevas a grupos que vienen de América Latina?Recordemos que se trata de grupos que pueden de esos lugares sacar ideas para lanzar emprendimientos en América Latina. De eso se trata, de una inspiración, o directamente de contactos con empresas israelíes que después puedan exportar. En realidad, una cosa no quita la otra…

R: Claro…depende del tipo de grupos. Por lo general es un tema de inspiración, de capacitación, de networking (desarrollar contactos para nuevos empredimientos) , pero en algunos casos también se dan adquisición de tecnologías o de proyectos o consultorías. Por ejemplo, Israel tiene hoy en día 7.700 start ups, empresas tecnológicas emergentes, y en esas 7.700 hay muchísimas que están cambiando la forma en que la gente está viviendo, básicamente. Por ejemplo, existe una a la que vamos mucho que se llama OrCam, que tiene un dispositivo que uno se pone en la patilla del lente y gracias a un excelente hardware de óptica y un increíble software en temas de conectividad, de inteligencia artificial y también de big data -el análisis de enormes cantidades de datos en forma muy rápida-, está permitiéndole a personas ciegas o que prácticamente no ven, reconocer, por lo menos, leer un libro, reconocer la cara de una persona, ya que este dispositivo es como que le habla. Ese es un ejemplo, pero también tiene que ver con el mindset, la forma de pensar: ¿por qué se desarrolló esto en Israel?, ¿cuál es esta cultura de innovación que está por detrás de todo esto? Se desarrolló de alguna manera una forma de pensamiento de soñar en grande, de animarse a tomar riesgos, a estar dispuesto a pagar el precio que conllevan esos riesgos y de alguna manera a saber fracasar y volver a levantarse, como quien dice, aceptar el fracaso.

En la empresa Watergen con una delegación de la universidad Eafit de Medellín, Colombia

 

P: Eso es muy interesante. El saber tirarse al agua y asumir riesgos es muy importante, ¿verdad?

R: Sin dudas que el fracaso en Israel es como la mejor línea de tu currículum, es el eslabón hacia el próximo paso. Creo que eso tiene mucho que ver con la cultura militar, si bien puede parecer algo que no es claro. En el ejército muchas veces tenemos lo que es la cultura de investigar a fondo lo que sucedió , lo cual  tiene básicamente cuatro partes cuando hay una situación operacional, logística o administrativa inclusive. Entonces uno vuelve a la unidad y tiene que escribir un reporte donde dice qué sucedió, qué debería haber sucedido, cuál es la diferencia entre ambos y cuáles son las lecciones aprendidas. Cuando uno hace ese reporte van pasando las jerarquías militares, puede haber muchos temas que sucedan, pero lo más importante ahí es que uno diga la verdad. Uno tiene que saber mirarse al espejo o mirar a los ojos de su comandante y decir la verdad. Si uno miente, ahí es donde cae. Si uno dice la verdad, aún cuando fracasa, hay muchísima aceptación de ese fracaso. En ese sentido el fracaso de alguna manera creo que es la diferencia más central entre la cultura aquí en Israel y nuestras culturas latinas, la forma en que la sociedad se relaciona con el fracaso. 

Junto a Yigal Erlich, quien fuera Científico Jefe de Israel, figura clave en el ecosistema israelí de emprendimiento, con visitantes de diferentes partes de
América Latina

 

P: Aparte entra en juego lo que en hebreo se llama la “jutzpá” israelí, el atrevimiento, pero en su concepción positiva, la osadía: si algo parece que es bueno defendamos la idea y vamos para adelante. ¿Hay algo de eso?

R: Si, no me cabe duda que la “jutzpá” tiene que ver mucho también con el lugar donde vivimos, la geografía de Israel. Es un país que tiene 65% de desierto, que no tiene un mercado regional para la exportación, que tiene mucha piedra y poca agua, y de alguna manera cuando no tenés nada, como quien dice, lo que hubo acá de alguna manera fue creatividad, innovación, una economía que fue fundada en los principios de las economías del conocimiento y al no tener nada necesitas también esa osadía, que para nuestros oyentes significa algo así como que si no te metés por la puerta te metés por la ventana, ¿no? No estás dispuesto a recibir un no como respuesta en muchos casos. Esa osadía, que no es una viveza criolla, es una cosa distinta, de alguna manera tiene que ver también con ser muy concretos, saber decir que no a veces o saber decir que sí, y decírselo a la otra persona de una forma lanzada, osada, en la cara. Eso es algo bueno, es algo lindo de esta cultura, porque de alguna manera acorta procesos y genera una cultura de negocios mucho más dinámica. 

P: Interesantísimo Roni. Contigo hay mucho más para hablar, pero por esta vez nos quedamos con esto, con nuestro mutuo compromiso de abordar otros temas en otra oportunidad próxima. Gracias mil.

R: A vos .

 

Con un grupo multinacional en una visita nocturna al Muro de los Lamentos

 

Ana Jerozolimski
(07 Septiembre 2022 , 04:43)

Ultimas Noticias Ver más

Foto de Pawel Czerwinski en Unsplash
Noticias

La versión palestina del libelo de sangre

06 Octubre 2022


por Beatriz Rittigstein Fuente:  https://www.nmidigital.com/

Y el Nobel de Literatura se otorga a Annie Ernaux, la más antiisraelí de las escritoras
Cultura

Y el Nobel de Literatura se otorga a Annie Ernaux, la más antiisraelí de las escritoras

06 Octubre 2022


Basado en artíciulo publicado en https://www.tribunejuive.info/

Esta página fue generada en 0.0700400 segundos (8074)
2022-10-07T07:27:53-03:00