Mundo Judío

Por qué las bendiciones son importantes

Fuente: aish.com

Por por Evelyn Levine

Gracias a Dios por la gratitud. Decir bendiciones puede transformar tu vida.

Estaba parada al lado del resto de las finalistas de séptimo grado esperando la pregunta final…

"¿Cuál es la bendición para una ensalada de atún?".

Ofrecí mi mejor suposición: shehakol

"¿Por qué?" Replicó el juez del concurso.

Pensé un minuto… si sólo puedes decir una bendición por la ensalada de atún y hay dos categorías de alimentos (pescado y verduras), se dice la bendición sobre el alimento principal (en este caso pescado). Por lo tanto debe decirse la bendición más general de shehakol

Así fue como me convertí en la ganadora del concurso de brajot (bendiciones) de mi escuela judía.

Quizás te preguntas: ¿Qué es un concurso de brajot?

Bueno, empecemos por explicar qué es una brajá. Una brajá, 'bendición' en hebreo, se dice antes de comer cualquier clase de alimento, en ocasiones especiales e incluso para actividades diarias. La brajá connota un agradecimiento al Creador por lo que estás por disfrutar. Por ejemplo, la bendición por una manzana sería:

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej HaOlam boré pri ha-etz (Gracias Dios, Rey del mundo, creador del fruto de un árbol).

Al decir esto, reconocemos que la manzana está aquí porque de alguna manera fue creado un mundo en el cual los árboles pueden producir frutos deliciosos.

O puede ser una bendición de agradecimiento por el funcionamiento sano de nuestro cuerpo, por nuestra casa o por la genialidad del mundo en general.

Como en un concurso de deletreo, y con el mismo entusiasmo, los concursos de brajot evalúan el conocimiento de los alumnos respecto a las diversas bendiciones; no sólo cuál es la bendición correcta para cada situación, sino también entender la razón por la que se dice esa bendición y no otra.

Esto me enseñó a apreciar cuántas bendiciones hay en la práctica judía y cuán seriamente se las toma.

Hay una bendición para todo


¿Quién no recuerda esa línea de El violinista en el tejado cuando le preguntan al rabino del pueblo si hay una bendición por el Zar? El rabino contesta en broma que por supuesto hay una bendición: "Dios, ¡mantén al zar muy lejos de nosotros!". En verdad no es una broma, pero ese es otro tema...

Las bendiciones nos siguen en cada instante de nuestro día. Una bendición al levantarse en la mañana, una bendición después de ir al baño, una bendición antes de estudiar Torá, bendiciones por escuchar buenas noticias y, sorpresivamente, por las malas noticias también. Incluso bendecimos a Dios como el Juez verdadero cuando escuchamos que alguien murió.

Hay bendiciones que se dicen por las distintas clases de frutas, verduras, granos, carnes, lácteos, etc. Las bendiciones por los alimentos están categorizadas de acuerdo a dónde crecen y cada categoría de alimentos tiene su propia bendición.

Más allá de la comida, hay bendiciones para ocasiones especiales: una casa nueva, ropa nueva, festividades y, por supuesto, al encender las velas cada Shabat. Se dice una bendición por la luna nueva y al ver un fenómeno natural como un rayo o un arcoíris.

Asimismo, los novios reciben siete bendiciones bajo la jupá.

Podría seguir, pero ya entendieron la idea. Nada debe ser tomado por sentado. Todo en esta vida es un regalo, una bendición. Tanto las cosas especiales como las mundanas requieren que nos detengamos, pensemos y agradezcamos.

Las bendiciones como una práctica espiritual


Decir bendiciones puede funcionar como una práctica espiritual. Al igual que la meditación o el yoga, para lograr fortalecer tus músculos de gratitud las bendiciones deben practicarse de forma continua y consistente, convirtiéndose en un hábito arraigado. Y cuando sentimos gratitud, nuestros corazones se abren, sentimos alegría y vemos el mundo a través de una perspectiva más positiva. Cuando contamos nuestras bendiciones, lo que realmente importa no son tanto las palabras sino los sentimientos.

Las bendiciones nos ayudan a mantenernos atentos y conscientes a pesar de lo caótico que sea nuestro día, sirven como herramientas para estar completamente presentes en donde estamos y en lo que estamos haciendo en cada momento. Los beneficios incluyen reducir el estrés, profundizar nuestro entendimiento e incrementar el bienestar.

Las bendiciones nos ayudan a apreciar lo bueno, reconocer lo mundano y aceptar lo malo.

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

23 Marzo 2023


¿Quién Quiere Sacrificarse? - Devolviendo Bienes Espirituales Robados - Mi Padre y el Sacerdote - Preparativos para el Seder        

Esta página fue generada en 0.0687771 segundos (6356)
2023-03-24T06:35:31-03:00