Entrevistas

Latinoamericanos bajo las garras nazis, el nuevo libro del Dr. Mario Sinay, se presenta en Montevideo

Mario Sinay, Doctor en Educación especializado en la Pedagogía de la Shoá, conocedor a fondo del tema, está abocado tanto a la investigación de la historia del Holocausto como a la enseñanza sobre la misma, con una particularidad: tiene en su haber decenas de viajes educativos a Polonia, donde a través de la recorrida por los remanentes de los campos de exterminio y concentración nazis, enseña sobre este oscuro capítulo de la humanidad.

Ha escrito varios libros relacionados al tema y ahora ha salido el nuevo, sobre un tema muy poco conocido: “Latinoamericanos bajo las garras nazis”. Lo acaba de presentar en México y Argentina, lo presenta este lunes 19 de diciembre  lunes en Uruguay y luego en Chile.

 

Antes de partir nos concedió esta entrevista.

 

 

P: Mario, estoy segura que ya el título mismo de tu libro impactará porque es un tema me atrevo a decir casi desconocido, salvo algunas historias puntuales. ¿Qué quiere decir “Latinoamericanos bajo las garras nazis”?

R: El corazón del libro habla de latinoamericanos que estaban viviendo en el continente europeo y cayeron bajo las garras de los nazis. Le puse foco a los judíos, pero hubo también muchos no judíos, y también hablo un poco de no judíos latinoamericanos que estuvieron bajo las garras nazis. En Yad Vashem están registrados 267 asesinados por los nazis con identidad latinoamericana. Pero los números son mucho más grandes, porque había muchos que tenían doble nacionalidad y aparecen con la otra nacionalidad. Registrados como latinoamericanos tenemos 267 judíos, entre ellos nueve uruguayos, cinco de los cuales fueron asesinados en Auschwitz.

 

La geografía del crimen. En esta tabla está detallado el número de judíos latinoamericanos muertos en las garras nazis, por país. Aclaración: está destacado Uruguay porque el Dr. Mario Sinay nos preparó material especial dirigido a la colectividad judía uruguaya, de cara a la presentación del libro en Montevideo. Pero el libro, está claro, es abarcativo de todo el continente

 

P: ¿Hay una estimación de cuántos más fueron, o sea incluyendo no judíos?

R: Si hablamos de los no judíos son muchos más. Solamente de Argentina sabemos de 1.000 personas que murieron bajo las garras nazis, de ellos 165 judíos. O sea que los números son mucho más grandes si tomamos también a los no judíos. La mayoría era gente que había sido voluntaria en la guerra civil española y después caen en Francia y son llevados a los campos por los nazis. 

P: Sobre los judíos …¿eran nacidos en América Latina y por alguna razón se habían ido y después volvieron a Europa?

R: Tenemos de todos los casos. En los casos uruguayos eran todos uruguayos nacidos en Uruguay, que son nueve: Ana Balog, Jacques Bloch, Martin Tomas Fisch, Cecilia Holzer, Luis Kontes, Vincenza Foa Valabrega, Ferentz Balkanyi , Luis Friedmann y Rozita Hayet. Después hay otros 19 uruguayos que eran extranjeros que se habían nacionalizado en Uruguay y vuelven al continente. Como son una categoría aparte, no están incluidos en los 267,  o sea que el número es mucho mayor en realidad.

Publicaremos por separado más detalles sobre algunos de los uruguayos

P: ¿Qué podrías contarme sobre las  circunstancias por las que se encontraron en Europa cuando empezó la invasión nazi?

R: La mayoría estaban en Francia y Bélgica, una parte también en Rumania. Estaban de trabajo o de estudios. Lo mismo que pasa hoy en el mundo, hay gente que vive fuera del país por diversos motivos, económicos, estudio, trabajo… Ana Balog estaba en Hungría por ejemplo.

 

P: ¿Todo esto es una investigación tuya en los archivos de Yad Vashem, o también hay otras fuentes?

Hay también otras fuentes, están los archivos del memorial de París y otras muchas  fuentes que estamos investigando. Pero para sacar los nombres, la base de los que figuran como asesinados por los nazis con identidad latinoamericana la fuente fue Yad Vashem.

 

P: ¿Cómo llegaste a esta investigación?

R: El origen está en el trabajo de un periodista mexicano, Raúl Olmos, hace 10 años. El escribió sobre 50 latinoamericanos bajo las garras nazis. Después hay un peruano, Hugo Coyo, que escribe sobre los peruanos. Yo tomando ese material y agregando mi investigación, llego a números mucho más amplios, y los cito y les doy crédito a ellos, por supuesto. Hago una investigación más profunda de todo el continente latinoamericano. 

 

P: Ya aclaraste que los nombres de los judíos latinoamericanos los tomaste de Yad Vashem. ¿Qué aportaron las otras fuentes?

R: También  Yad Vashem a veces se basa en las fuentes del memorial de París u otros memoriales para más información, porque también figuran en otros memoriales. Todos los memoriales están en contacto. El más completo es Yad Vashem, por lo tanto la fuente primaria fue Yad Vashem.

 

P: Aparte de los números y las identidades ¿Yad Vashem tiene documentación que explica otros aspectos del tema? ´Por ejemplo intentos de fuga de Europa u otros aspectos.

R: Te puedo dar algunos ejemplos.  Jacques Bloch, nacido en Montevideo, el 18 de setiembre de 1884, durante la guerra vivió en Francia, fue deportado de Drancy en el transporte número 25 del tren 901-20, con destino a Auschwitz Birkenau el 28 de agosto de 1942; tenía 58 años. Esa es toda la información que figura en la página de datos Yad Vashem, los datos del número de tren y todo eso vienen del memorial de París, de Francia. Un segundo ejemplo: Martin Tomas Fisch nacido en Montevideo, en 1934, hijo de Andor y Elia, durante la guerra vivió en Oradea, Rumania, fue deportado a Auschwitz en 1943, tenía nueve años. Dicho sea de paso, están las páginas de Yad Vashem, y también tenemos fotos de gran parte de ellos, por ejemplo. Eso es muy emocionante. 

 

P: Mario, el tema de las víctimas judías latinoamericanas es el corazón del libro, pero entiendo que abordaste también otro aspecto, que te es importante destacar.

R: Así es. Además de estos datos, que son muy importantes y son el corazón del libro, yo estoy mencionando a tres uruguayos destacados, no judíos. Hay un piloto de combate, Julio Gil Méndez, herido en la guerra, sobreviviente dicho sea de paso, que luchó en el norte de África, en la legión extranjera.

 

Hay un combatiente Domingo López Delgado, también de la Legión Extranjera, combate en Egipto, Libia, Túnez, Italia, Francia y otra vez en Italia. 

P: Figura clave y emocionante en el libro “La niña que miraba los trenes partir” de Ruperto Long, que ya ha salido también en hebreo.  Me emociona que lo menciones.

R: Es justo hacerlo. Y  tenemos una uruguaya, René Susan Hoger, que fue la directora de una red de inteligencia y acción comunista, arrestada por la Gestapo y enviada a Mauthausen.

 

O sea que hago referencia clara a  tres héroes uruguayos no judíos. Y también estoy haciendo mención a tres cónsules uruguayos que habría que destacar y que cuando esté en Uruguay voy a exhortar a la comunidad judía para que sigan tratando que sean reconocidos como Justos de las Naciones. 

P:El problema con eso son las exigencias claras de Yad Vashem respecto a cómo se puede concretar el reconocimiento.

R: Lo sé, pero creo que vale la pena intentar.

P: Recordemos por favor los ejemplos de esos tres diplomáticos uruguayos, a los que yo también pondría en la categoría de héroes, aunque no en el frente de batalla militar.

R: En Holanda está Carlos María Gurméndez, que salvó por lo menos a 20 judíos otorgando visas y pasaportes.

P: Sobre el que Isaac Gliksberg ha escrito el libro "La Lista Gurméndez. El Oskar Schindler uruguayo".

R: Así es. Está el cónsul general de Uruguay en Hamburgo, Florencio Rivas, que esconde en su residencia, en la embajada, en la Noche de los Cristales Rotos, a 150 judíos, la SS pretende entrar a la embajada y él se para en la puerta y dice: “Sobre mi cadáver”.

P: Y aquí podemos compartir una foto del certificado que firmó el Cónsul Rivas para la familia Lubin que gracias a ello se salvo y llegó a Montevideo. El Profesor Ernesto Lubin, lamentablemente ya fallecido, nos contó la historia años atrás, orgulloso y agradecido.

R: No es para menos. Y tenemos al doctor Alejandro Pou, agregado cultural de la embajada uruguaya en Berlín, que salvó por lo menos a dos colegas judíos.

P: Abuelo materno del actual presidente de la República. 

R: ¿En serio? No lo sabía. Dato muy interesante.

 

P: Así es. Era el padre de Julia Pou, la madre del Presidente. La entrevisté largo y tendido al respecto.

R: ¡Gracias por el dato!

 

P: Y en un vuelco dramático, recordemos que por otra parte, hubo criminales nazis que se escondieron en Uruguay.

R: Así es. El doctor Aribert Ferdinand Heim, que fue un médico de la SS en Mauthausen, acusado de matar y torturar a una gran cantidad de reclusos a través de todo tipo de métodos, incluyendo inyecciones letales en el corazón. Huyó a Uruguay, se escondió con el nombre de Enrique Teodoro Francisco Klugkist Rosanowski, y trabajó en los sanatorios Modelo y Pasteur (en Paysandú) como anestesiólogo. Después se exilió a El Cairo y convirtió al islam, murió en El Cairo.

El segundo es el piloto famoso de Letonia, el verdugo de Letonia, Herberts Cukurs, en realidad él vivió en Brasil, el Mossad lo llevó a Uruguay y lo mataron en Uruguay.

P: Lo cual  es el tema del libro “Los que unca olvidarán” del escritor Fernando Burazzoni. Esa es la frase que decía el papel hallado en el lugar del cuerpo.

R: Así es. 

 

A modo de resumen

R: Si resumimos, hay aquí varias categorías mencionadas en tu libro, o grupo, en lo que a Uruguay respecta, aunque el libro es sobre toda Latinoamérica. Una son los  267 latinoamericanos judíos registrados en Yad Vashem, a los que se agregarían otros que tenían doble nacionalidad y fueron registrados no por la latinoamericana. De los 267, 9 eran uruguayos y aparte hubo otros 19 nacionalizados uruguayos pero no nacidos en Uruguay. Todos estos, eran las víctimas judías, las víctimas principales de los nazis, perseguidas por ser judías.

Aparte están los héroes no judíos que también se convirtieron en víctimas, los diplomáticos que salvaron judíos, y los nazis que llegaron a los distintos países, de los que nos diste los ejemplos de Uruguay.

R: Exacto. También hay una parte anterior de contexto histórico, la presencia de nazis y los partidos nazis en Uruguay, el tema del Faro Aéreo de Rincón del Bonete, dos barcos uruguayos torpedeados por submarinos alemanes… esa es la primera parte. El barco Conte Grande, que llega con refugiados alemanes a Uruguay y Uruguay no le permite la entrada… También hay un contexto histórico en relación a Uruguay y la Segunda Guerra Mundial, en lo que nosotros respecta al tema judío, no al tema en general. 

 

P: En tu corazón, como judío latinoamericano, ¿qué te significó abordar este tema?

R: Yo pienso que es un tema que está olvidado, incluso no conocido y muy poco estudiado e investigado. Y pienso que es importante, porque da una nueva visión, o una visión complementaria, a lo que normalmente solemos hablar y contar y nos parece que ocurrió allá, en Europa, lejos y que no está relacionado con nosotros. Esto nos muestra que no, cuánta relación tiene con nuestros países, con Latinoamérica, cuán involucrado estuvo el latinoamericano en el conflicto y que no es algo ajeno y extraño y lejano, sino que es algo que nos toca muy de cerca. Nos acerca el Holocausto a nuestro territorio y a nuestro territorio geográfico, y creo que aquí está la importancia. Me permito decir que es un tema prácticamente no conocido e innovador. 

 

P: Te agradezco pues por esta entrevista y por este gran trabajo.

R: Gracias a ti por el interés.

 

Ana Jerozolimski
(18 Diciembre 2022 , 10:56)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0580869 segundos (9319)
2024-07-12T14:51:56-03:00