Tecnologías & Salud

La salsa secreta hace que el envasado sin plástico sea una alternativa real.

Fuente: Nocamels.com

Por Ariel Grossman

Mientras las cadenas de restaurantes y cafés hacen su parte para preservar nuestro medio ambiente utilizando artículos y envases de un solo uso ecológicos, a menudo la alternativa más verde es menos duradera.

Una startup en el Kibbutz Gan Shmuel, al norte de Israel, afirma haber desarrollado una "salsa secreta" compuesta por materiales naturales y sintéticos que hace que los utensilios respetuosos con el medio ambiente duren más y ofrezcan una verdadera competencia a los productos de plástico.
 

Desde que comenzó a producirse en masa en la década de 1960, se ha generado un total de siete mil millones de toneladas métricas de residuos plásticos en nuestro planeta. Y, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, menos del 10 por ciento de ellos se ha reciclado.

Una pequeña cantidad del aditivo SupraPulp de W-Cycle (solo un 3-5 por ciento del producto final) permite que las bandejas biodegradables sean capaces de contener alimentos calientes, húmedos y grasosos sin filtrar o absorber líquidos u aceites.

Los artículos tratados también se pueden utilizar para hornear o calentar alimentos hasta los 270˚C y congelar hasta -40˚C.

Según el CEO de W-Cycle, Isaac Rome, las empresas que fabrican bandejas biodegradables están dispuestas a añadir SupraPulp a su proceso porque no requiere maquinaria especial ni ningún otro cambio importante en su proceso industrial.

Las bandejas biodegradables se fabrican combinando pulpa de caña de azúcar y eucalipto, así como otros materiales orgánicos que son subproductos industriales que, de lo contrario, se desperdiciarían.
 

Una vez que la mezcla adquiere una consistencia similar a la de un puré, se vierte en moldes de contenedores y se hornea hasta que esté seca. Todo lo que se necesita para aumentar la resistencia de las bandejas es un poco de SupraPulp que se añade mientras se combinan las pulpas.

W-Cycle, que colabora con estas empresas y añade SupraPulp durante la mezcla, vende el producto final a sus clientes.

La startup ya está suministrando las bandejas personalizadas a empresas de catering de aerolíneas, productores de comidas congeladas y incluso al gigante de bienes de consumo Unilever.

SupraPulp también ha recibido la aprobación de los Estados Unidos y la Unión Europea para su embalaje que entra en contacto con alimentos y que puede convertirse completamente en compost.

Por ahora, la fórmula no evita la oxidación de su contenido, lo que hace que algunos alimentos se estropeen rápidamente (aunque tienen planes para una versión mejorada que proteja contra el oxígeno y la humedad).

Rome afirma que esto no impedirá que los gigantes de la industria abandonen el plástico probado y comprobado.

"Ha habido un impulso por parte de las grandes empresas para deshacerse del plástico", dice a NoCamels.

"Empresas globales e internacionales como Nestlé, Unilever y otras se han comprometido a eliminar el plástico en la próxima década. Todas están buscando soluciones. Y en cuanto a las propiedades [de SupraPulp], algunas de ellas son incluso mejores que las del plástico", afirma.
 
De hecho, Rome afirma que todos sus clientes hasta ahora se han acercado a W-Cycle, en lugar de que sea al revés, lo que demuestra la necesidad de la industria de una solución como la suya.

Además de obtener ingresos por la venta de los productos, W-Cycle también ha asegurado inversiones de fuentes francesas e israelíes no reveladas, así como del kibutz en el que se encuentra.

Un mundo de residuos plásticos Según la organización sin fines de lucro Plastic Pollution Coalition, la mayoría de los residuos plásticos se arrojan a un vertedero o se incineran. Incluso cuando se recicla, su calidad disminuye, por lo que los fabricantes deben mezclar grandes cantidades de plástico recién hecho para restaurar algunas de sus propiedades deseables antes de reciclarlo en un producto de menor calidad.

Como resultado, ha surgido un mercado mundial de plásticos biodegradables que en 2021 tenía un valor de más de siete mil millones de dólares, saturado de empresas que intentan abordar el problema.
 
Algunas empresas, como NatureWorks con sede en Estados Unidos, crean bioplásticos, que son plásticos producidos a partir de materiales vegetales crudos (generalmente azúcares) con cepas bacterianas.

Aunque tienen una huella de carbono menor que los plásticos tradicionales fabricados a partir de petróleo, solo pueden descomponerse de manera segura en instalaciones de compostaje industrial y no se descompondrán en un vertedero.

Rome cree que una mejor solución para el problema del plástico es abordar el problema en la fuente y crear materiales de un solo uso que puedan biodegradarse sin permanecer durante cientos de años en el medio ambiente.

Si bien otras empresas también están creando utensilios de un solo uso biodegradables, Rome afirma que o bien no son tan duraderos o no han encontrado su propia "salsa secreta" confiable.

Algunas empresas, como NatureWorks con sede en Estados Unidos, crean bioplásticos, que son plásticos producidos a partir de materiales vegetales crudos (generalmente azúcares) con cepas bacterianas.
 

Ultimas Noticias Ver más

MiSinai
Mundo Judío

MiSinai

23 Mayo 2024


¡Aspira a Más! - El Valor del Trabajo - Confía en Tu Socio - Lag Baomer    

Esta página fue generada en 0.0969200 segundos (3462)
2024-05-24T03:26:30-03:00