Tecnologías & Salud

Test con lágrimas para detección de Alzheimer y el Parkinson

Fuente: Nocamels.com

Por Sara Miller

Un  investigador israelí ha patentado una forma de utilizar las lágrimas de un paciente para diagnosticar el Alzheimer y el Parkinson, las dos enfermedades neurodegenerativas más comunes en el mundo, en sus etapas pre-sintomáticas.

Ni el Alzheimer (con hasta 40 millones de afectados en todo el mundo en 2023) ni el Parkinson (con 8.5 millones de afectados en todo el mundo en 2019) tienen un método específico de diagnóstico o una cura real.

La detección temprana es crucial para ambas enfermedades, ya que los tratamientos para frenar su progresión son más exitosos cuanto antes se administren.


El diagnóstico actual de ambas enfermedades se basa en la revisión del historial médico del paciente, exámenes neurológicos y físicos, evaluaciones cognitivas y funcionales, y estudios de imagen cerebral.

Aviv Mesika, un estudiante de posgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Bar-Ilan, afirma que su prueba de diagnóstico LacriScan utiliza lágrimas, las cuales son fácilmente accesibles y están intrínsecamente relacionadas con el sistema nervioso central.

Debido a estos dos factores, "podemos identificar un componente en las lágrimas que refleja procesos en el cerebro, y en las etapas tempranas antes de que el paciente con Alzheimer o Parkinson desarrolle síntomas clínicos", dice Mesika a NoCamels.

Si bien actualmente no existe una cura para estas enfermedades, una detección rápida puede permitir una gestión más efectiva de las mismas, afirma Mesika. Y al mejorar el tratamiento, también pueden mejorar la calidad de vida del paciente y su familia.

"La terapia en etapas tardías es ineficaz", agrega

El proceso de diagnóstico se basa en el Test de Schirmer, ampliamente utilizado, que monitorea la producción de lágrimas. Este test implica insertar una tira de papel dentro del párpado inferior para recoger el líquido.

Una vez recogidas, las lágrimas se someten al análisis patentado de Mesika, buscando marcadores bioquímicos (características distintivas) de las dos enfermedades. Según explica, ambas enfermedades tienen una identidad compartida.

Esta identidad compartida también puede manifestarse en síntomas similares, como deterioro cognitivo (aunque esto se asocia más comúnmente con el Alzheimer), coordinación reducida, interrupción del sueño, pérdida de memoria e indicadores psicóticos como delirios, paranoia y alucinaciones.

Mesika ya estaba trabajando con el uso de las lágrimas como herramienta de diagnóstico durante su investigación sobre un trastorno genético raro llamado deficiencia NGLY1, que tiene menos de 100 casos en todo el mundo, pero cinco casos en la misma familia en el norte de Israel. Y uno de los síntomas de la deficiencia NGLY1 es la alacrima, es decir, la producción anormal de lágrimas.

En este punto, él dice que comenzó a desarrollar la idea de que el mismo método de diagnóstico podría aplicarse a enfermedades neurológicas como el Alzheimer o el Parkinson, dada la estrecha conexión entre las lágrimas y el funcionamiento del cerebro.

Aunque ya se han desarrollado pruebas similares para enfermedades neurológicas utilizando lágrimas, Mesika afirma que su método se diferencia en dos aspectos: una respuesta de prueba más sensible y un análisis que busca múltiples marcadores químicos cerebrales de las dos enfermedades.

Mesika fue uno de los pocos estudiantes de medicina destacados seleccionados para la beca National BioInnovators 2023, organizada por la gigante farmacéutica israelí Teva. El programa, que incluye una subvención de 10.000 dólares y mentoría de líderes de la industria, este año se otorgó a estudiantes de doctorado y becarios postdoctorales cuya investigación se centró en trastornos cerebrales.

El objetivo del programa, que comenzó en 2020, es enseñar a los participantes a transformar sus ideas en negocios viables e innovadores que resuelvan problemas médicos. La prueba de Mesika ya le ha asegurado un lugar entre los 10 finalistas en la competencia de I+D de los estudiantes y espera obtener el primer puesto.

La prueba aún se encuentra en las etapas iniciales de desarrollo, y Mesika afirma que aún hay algunas preguntas pendientes que debe responder, como cuán temprano en el desarrollo de la enfermedad la prueba puede diagnosticar con éxito a los pacientes. Los ensayos clínicos, dice, se llevarán a cabo en colaboración con el Centro Médico Galil en Nahariya, que cuenta con un Departamento de Neurología.

Mesika visualiza su prueba como una herramienta comúnmente utilizada en la lucha contra el Alzheimer y el Parkinson.

"La idea es desarrollar una prueba de detección no invasiva para la identificación temprana de una predisposición", afirma. "Podría ser similar a la prueba de detección de cáncer de mama o cáncer colorrectal".

 

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0831380 segundos (5852)
2024-04-16T08:39:42-03:00