Israel

Con Facundo Leska, un uruguayo-israelí comprometido con la lucha por la democracia

Escribimos esta nota cuando Israel está nuevamente inmerso en una jornada de protestas contra la polémica reforma judicial del gobierno, que gran parte de la ciudadanía considera nociva para el carácter democrático del país. Manifestaciones, bloqueos de caminos, medidas que evidentemente molestan a muchos que se atascan en embotellamientos, pero que sus protagonistas sostienen son la única herramienta que tiene la población para tratar de frenar la legislación en cuestión y defender la democracia.

De fondo hay quienes acusan a la protesta de ser violenta e ilegal. Y nuestro entrevistado ríe amargamente al escuchar las condenas en este sentido. Es que Facundo Leska (46) uruguayo- israelí que nos cuenta que era religioso y de derecha, que desde que se radicó en Israel votó muchas veces al MAFDAL (el hoy desaparecido Partido Nacional Religioso), que una vez también votó a Biniamin Netanyahu, recuerda bien las manifestaciones en las que participó contra la retirada de Gush Katif en el 2005, o sea la desconexión de la Franja de Gaza. Y no entiende cómo alguien puede llamar de “violenta” a la protesta actual, tergiversando, según sostiene, la historia que él mismo vivió. “Aquello claro que era violencia, era como operativos militares. La gente venía en ómnibus organizados, cada uno sabía qué hacer, y recuerdo bien que dispersaban esos clavos que llamamos ´ninja´ en las carreteras y hasta tiraban aceite”, sostiene irradiando enojo por esas acciones de entonces.

Cuenta que él  se había sumado a las manifestaciones por dos puntos concretos: consideraba que sacar a la gente de sus casas, como se hizo con los asentamientos desalojados, debía hacerse de otra forma, y además, se oponía a que la desconexión se realice sin acuerdo con los palestinos, o sea sin coordinación con el otro lado.

“Pero todo se tornó violento y por eso me fui. Sentí que se había perdido el sentido de la protesta. ¿Y ahora dicen que esto es violento? En aquel entonces, el 90% de las protestas eran muy violentas y claro que incluían constantemente bloqueo violento de carreteras. Ahora, quizás el 1% de los manifestantes incurren en alguna acción violenta. No hay punto de comparación. Al contrario, esta protesta es demasiado tranquila. No es que creo que hay que empezar a quemar cosas, claro que no, pero sí hay que ser un poco más duros”. Como uruguayo, sonríe y da una idea: “Habría que hacer también caceroleadas”.

En varias ocasiones fue a las manifestaciones con sus hijas o con alguna de ellas.

Le comentamos que el ministro de Seguridad Nacional Itamar Ben Gvir acusa a los manifestantes de violencia. “Es increíble cómo se atreve a decir eso después de todo lo que él hizo. Yo estaba con él en las manifestaciones, me acuerdo bien”. Le pedimos que dé ejemplos y aclara: “No, porque Ben Gvir demanda por difamación a quien dice algo contra él, exigiendo pruebas. Y yo no tengo pruebas. Sólo mi memoria de lo que vi y mi palabra”.

Vayamos al principio de nuestra conversación. O mejor dicho, a por qué llegamos a Facundo a quien hasta hace unos días no conocíamos.

La semana pasada circuló por las redes sociales un video de unas personas que se hallaban en una especie de colina ubicada sobre Ayalon, la gran avenida de Tel Aviv, parados simplemente, con banderas de Israel, sin hacer nada, cuando unos policías que vienen de abajo les dicen retirarse. Uno de ellos, que sostiene su bicicleta, lleva a su espalda una bandera distinta, con franjas que caen a lo largo al estar colgada de su cuello. En un primer momento, dado que no se ve el sol, no nos percatamos de ello: llevaba la bandera de Uruguay.

Era Facundo Leska, radicado en Israel desde 1997.

 “El incidente filmado fue el martes hace una semana, cuando estuve desde temprano en Ayalon. En determinado momento, después de diferentes vueltas, iba por el lado de la calle Igal Alon, que es la paralela , y me paré en una loma con mi bicicleta para ver qué estaba pasando abajo, si había todavía gente o los habían desalojado. Dos personas de las que se ven en el video habían tratado antes de bajar al Ayalon, la policía les dijo que suban y ellos subieron. Estábamos ahí otros dos o tres, que no intentamos para nada bajar ni hacer nada, pero la policía empezó a decirnos que nos vayamos. Esa loma era bastante empinada, no me parecía en absoluto algo para tratar de bajar por ahí con mi bicicleta. Así que solamente estaba mirando para dónde ir después. Y ahí sube un policía diciendo que tenemos que irnos. Yo tengo claro que la protesta no es violenta pero no es que tiene que ser simpática, así que contesté que me diga el motivo por el cual me tengo que ir, si estoy en un lugar público. No le gustó evidentemente y me empujó. Ahí me doy cuenta, cuando se me acercó, que el policía es chileno, le reconocí el acento.

Y ahí le dije un insulto en español pero no a él ni a su madre sino como exclamación mía.  El murmuró algo, no entendí bien lo que dijo, se me tiró encima. Estoy contento que me aguanté y no le devolví. Yo jugué al rugby desde los 8 años hasta los 43, hace 3 años. O sea que estoy acostumbrando a que me empujen, no pasa nada, y quizás tendría que haberme ido cuando me dijeron que me vaya, pero no acepto que me dio unos piñazos y que otros dos vinieron después y también, aunque yo lo que hacía era simplemente tratar de levantar la bicicleta para irme. Pero me parece bien que no devolví”.

Preguntamos a Facundo si no pensó denunciar a los policías y él manifiesta molesto que no llevaban identificación ni cámaras. Esperamos que desde entonces haya alcanzado a denunciarlos, ya que no hay problema ninguno en identificarlos.

Nos consta de muy buena fuente que la filmación del incidente llegó a manos del propio Inspector General de la Policía Yaakov Shabtai quien comentó al respecto en una conversación interna que los policías actuaron en forma “tonta”. Violencia absolutamente innecesaria y contraproducente. No es que pasó a mayores, pero no estaba justificada en absoluto.

¿Y la bandera? ¿Por qué sale a las manifestaciones con la bandera de Uruguay? Sonríe y explica: “Siempre las llevo juntas, mis dos banderas, pero esa mañana se me había roto la caña de bambú en la que llevaba a ambas. La uruguaya, que era más larga, me la até a la espalda y eso es lo que se ve en el video”.

La historia personal

Si se conoce un poco la historia de Facundo, no sorprende que esté asiduamente participando en las manifestaciones de protesta. Siendo dos veces divorciado y padre de tres hijas de 12, 5 y 2 años, fue y es activo en la lucha por la concientización acerca de la importancia de salvaguardar los derechos de ambos padres –o sea también del hombre- respecto a los hijos cuando la pareja ya no funciona y decide separarse. Concretamente, la tenencia compartida, lo cual él personalmente logró en sus dos divorcios.

En otro orden de cosas, ha activado en iniciativas de solidaridad social . Y en el ámbito político que mencionamos ya al principio, fue un luchador también cuando estaba “del otro lado”, llevaba kipá en la cabeza y votaba por la derecha.

En Uruguay, Facundo vivió en Pocitos y Punta Carretas, estudió en el Instituto Ariel y activó en el movimiento juvenil Jazit Hanoar. A los 21 años se radicó en Israel. Si bien llegó solo, ya tenía bastante familia en el país. Estudió en la yeshivá Majón Meír y luego se mudó a Tel Aviv. Por la edad que tenía al llegar al país podría haber hecho servicio militar de solamente unos meses pero decidió voluntarizarse y lo extendió a dos años, a los que agregó otros dos como parte del servicio profesional “kéva”. Tras lesionarse seriamente en un hombro en una unidad de combate pasó a trabajos logísticos, inclusive en el despacho del entonces Comandante en Jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel Teniente General Moshe Yaalon.

Al terminar el ejército trabajó en diversos cafés y restaurantes muy conocidos de Tel Aviv, hasta que nació su primera hija. Desde entonces se dedicó a instalación de muebles.

Tras contarnos la historia de sus votaciones ya mencionadas-faltó mencionar que en las últimas elecciones optó por el partido del ex ministro de Defensa Beni Gantz, líder clave de la oposición- explica su cambio. “Hoy estoy totalmente del otro lado, lejos de lo religioso por cosas que vi y que me molestaron. Soy muy liberal en el sentido que apoyo que cada uno viva su vida como mejor le parezca sin imponer nada a los demás.  Lo religioso siempre ha ido en mí con idas y vueltas”.

Ideas, religión y política

Facundo tiene hoy ideas muy moderadas-y contundentes al mismo tiempo- en cuanto al tema religioso , recalcando que no acepta que otros le traten de imponer cómo vivir su judaísmo, como en el tema político ideológico relacionado al conflicto con los palestinos.

Rechaza lo alegado por la coalición, que las manifestaciones se deben a que quienes critican el plan de reforma judicial no reconocen el resultado de las elecciones y quieren sacar a Netanyahu a toda costa del poder. “Claro que hay de todo, y puede haber gente que esa sea su motivación, pero de lo que yo veo, el 90% de la gente que manifiesta es porque considera que la situación a la que ha llegado el país es muy mala y que por eso Bibi tiene que irse”, comenta usando el seudónimo conocido del Primer Ministro. “No es que no reconocen el resultado de las elecciones. No es anti Bibi sino pro país. Si esto fuera una empresa privada y se evaluaría lo hecho en seis meses, el director general sería despedido”.

A pesar de las muchas críticas que tiene a lo que está ocurriendo, hoy es más optimista que al principio de la tormenta. “Cuando el Ministro de Justicia Yariv  Levin salió en enero a presentar su programa de reforma jurídica, pensé que quizás hay que irse del país. Cuando fueron las primeras manifestaciones, pensé que no levantarían, que la gente no entiende lo que eso significaba. Pero ahora soy más optimista porque mucha gente entiende, mucha gente cambió de bando al entender que tiene que haber un límite al poder”.

 

Por eso, sigue manifestando. Y no piensa parar.

Ana Jerozolimski
(18 Julio 2023 , 15:11)

Ultimas Noticias Ver más

El papa Francisco, Biden, Milei, Lacalle Pou y Peña condenan el terrorismo
Noticias

El papa Francisco, Biden, Milei, Lacalle Pou y Peña condenan el terrorismo

18 Julio 2024


En acto por los 30 años del atentado a AMIA Texto y fotos: Congreso Judío Latinoamericano

Uruguay en actos por trigésimo aniversario del atentado contra la AMIA
En comunidad

Uruguay en actos por trigésimo aniversario del atentado contra la AMIA

17 Julio 2024


(En base a información del Comité Central Israelita del Uruguay)

Esta página fue generada en 0.0652010 segundos (7642)
2024-07-19T10:13:45-03:00