Tecnologías & Salud

Con Javier Lempert, cofundador de la empresa Light-it y su Director de Tecnología

Javier Lempert, Martín Oppenheimer y Alan Brande, no son solamente amigos desde siempre, habiendo compartido los estudios en la Escuela Integral, amigos que tienen recuerdos y vivencias en común, sino también socios en la empresa Light-it, un emprendimiento que apuesta al desarrollo y mejora el funcionamiento de los servicios de salud en sociedad. Alan es el Director Ejecutivo, Martín el Director de Operaciones y Javier el Director de Tecnología.

 

De izquierda a derecha: Javier Lempert. Alan Brande y Martín Oppenheimer

 

 

Sobre su empresa, su trabajo y mucho más, es esta entrevista con Javier.

Javier Lempert, que este mes cumple 29 años, y es un apasionado de lo que hace. No sólo el trabajo. También juega fútbol en Hebraica.Vive solo desde aproximadamente los 20 años. Tiene claro el camino, sostiene que hay que estar pronto para los cambios, y nunca dormirse sobre los laureles sino trabajar con dedicación y profesionalismo.

Este es un resumen del diálogo mantenido.

Publicaremos como nota aparte nuestra conversación sobre Inteligencia Artificial, que nos pareció de gran interés.

Y desde ya, recomendamos entrar al link que aparece apretando aquí, para conocer directamente la empresa.

“Es soberbio e irresponsable decir que tenemos el éxito asegurado”

 

En primera persona

P: ¿Podés contarme un poco de vos, tu vida? ¿Qué es lo que formó a Javier Lempert?

R: Fu a la Escuela Integral toda la vida y  desde ahí siempre participé en las Com-Partidas de matemática, las ferias nacionales de ciencia o robótica en las que una vez salí tercero  y un par de años cuarto, con mención de honor, a nivel nacional. Ya en 5° de escuela ganamos con otros compañeros, Alan Brande entre ellos, el concurso nacional de ciencias haciendo una máquina dispensadora de jugos con código binario. Así que esto me interesa desde chico.

P:La escuela es clave y también lo es la tnuá, la actividad en el movimiento juvenil. Vos fuiste a Macabi ¿verdad?

R: Así es. Toda la vida. Fui madrij (guía, líder), un año antes de viajar a Israel en el programa Shnat, que fue en el 2013. Muchas de las cosas que hacía en majon, el curso de liderazgo,  en las clases opcionales, creo que aportaron también a lo que hago hoy. Hacía  presupuestación y muchas clases de liderazgo, porque ya era algo que me gustaba. Después volví y fui madrij del grupo que viajaba a Shnat

P: Creo que quien no fue a una tnuá no  puede entender lo que deja esa experiencia a quiene de muy jóvenes asumen una gran responsabilidad que requiere iniciativa. ¿Eso te dejó herramientas que te sirven también hoy?

R: Totalmente. Justo hace poco tuve una conversación con dos personas de la empresa, hablaba con un gerente que me decía que no entiende cómo ve en nosotros tanta capacidad, siendo tan jóvenes. Y yo le expliqué que a los 15 años hice un curso de liderazgo en Nativ  en el que me enseñaron sobre los diferentes perfiles de los líderes, las distintas formas de autoridad, cómo planificar… Y después , durante 3 años, fui madrij y un año el guizbar, el tesorero de la tnuá. De hecho fui tesorero de una organización  con 500 personas y tenía que manejar un presupuesto al que que una persona de 18 o 19 años no está acostumbrada. No arranqué de cero, yo ya sabía manejar presupuestos con Excel entonces me encargué de toda la parte contable y supe cómo armar una empresa, cómo negociar un precio o lo que sea… Toda esa formación no salió de la nada, fueron años de ponerlo en práctica. Cuando creamos la empresa durante el primer año era yo el que me encargaba de la parte contable, usando casi todos los conocimientos que había usado cuando era guizbar, el tesorero de la tnuá, de Macabi.

 

P: Uno es producto de su casa, de su familia, de los amigos, de los valores que lo acompañan durante la vida. ¿Todo esto está en vos?

R: Es una buena pregunta. Creo que todo te forma, vas tomando cosas de todos lados, de toda la gente con la que interactuás; cosas lindas que vas pasando, también errores que te marcan y te hacen ir moldeando tu camino en base a “no quiero repetir este error” o “quiero ver cómo llevar esto a cabo de una mejor manera”. Me gustaron mucho siempre las cenas familiares y al venir de una familia con una empresa familiar muchas de las conversaciones eran sobre la empresa en el buen sentido de la palabra ya que  se charlaba sobre distintos aprendizajes o cosas, y eso se va mamando desde chico. Y volviendo a la tnuá, aportó mucho porque uno piensa estrategias para conseguir más gente, mejorar los procesos, todo ese pensamiento de una tnua que está luchando contra problemas o enfrenta desafíos para que los niños vayan a las actividades, lo cual requiere búsqueda de soluciones.  Eso también te da… Y por supuesto la responsabilidad que uno toma y el hecho que vas teniedo  tu propio aprendizaje sobre liderazgo y cómo tomando decisiones se puede marcar el rumbo de mucha gente.

 

P: Y a nivel de estudios ¿adónde fuiste?

R: A la Universidad ORT. Estudié ingeniería de sistemas. Al principio por descarte, sin saber mucho de qué se trataba, pero al final me terminó encantando. Esa carrera tiene una formación no solo de programación sino también muchas materias de liderazgo, de gestión… Creo que también eso me ayudó bastante a tener esas herramientas.

 

 

La conexión especial con la tecnología

P: Tiene que haber una conexión, un interés especial por el campo ya de años, no se puede de repente aterrizar en eso, ¿no?

R: Se puede, pero generalmente hay un interés previo. Nosotros en la empresa tenemos mucha gente, por ejemplo un abogado, que cambió ahora de carrera; alguien que tiene un MBA porque hizo una carrera de contador y encontró ahora en el software un lugar interesante; cada día son más. Lo que tiene de bueno el software es que es una herramienta que también resuelve problemas, y esos problemas pueden ser en cualquier industria. A mí en particular me gustaban justamente todos estos problemas de lógica y de robótica que eran justamente eso, cómo hacer con el ingenio para resolver problemas.

P: ¿Te parece que hay que tener un tipo determinado de inteligencia para captar el mundo de la tecnología?

R: Está más relacionado a la inteligencia que se llama lógica matemática, pero para estar en el mundo de la tecnología se requiere de muchas inteligencias. Por ejemplo en mi rol hoy en día yo no programo, hoy en día ninguno de los tres fundadores estamos como programadores sino que gestionamos gente, y tenemos que tener inteligencia interpersonal, saber cómo expresarnos… son otros tipos de habilidades. En la industria de la tecnología en general ser programador no es la única… también hay muchas habilidades creativas, de diseño, de tener un ojo de diseño o de atención al detalle que también son habilidades que están buenas y no tienen nada que ver con la lógica matemática. En nuestra empresa los tres fundadores somos los directores. Y después  tenemos una mesa de liderazgo con gente que serían los gerentes de las distintas áreas que en definitiva reportan a nosotros. Lo que venimos haciendo bien es rodearnos de gente muy capaz. Somos muy estrictos en los procesos de selección para que sean idealmente mejores que nosotros.

 

 

¿Qué es Light-it?

P: ¿En qué consiste exactamente vuestra empresa? ¿Cómo presentar a Light-it?

R: Somos una agencia de desarrollo de software para la industria de la salud. Lo que hacemos es ayudar a empresas, clínicas, hospitales, seguros, investigadores, a resolver sus problemas o atender oportunidades a través de la tecnología. Trabajamos en diferentes nichos dentro de la salud, los más comunes son la telemedicina, abarcamos muy fuerte lo que es inteligencia artificial para la salud, integraciones con equipos médicos, temas de gestión de datos médicos y todo lo que tiene que ver con privacidad y seguridad de los datos de los pacientes, y hay varias cosas más que no sé si vale la pena mencionar. Tenemos equipos en Uruguay y Argentina y nuestro principal mercado objetivo es Estados Unidos.

 

P: Eso es muy fuerte, el vínculo con Estados Unidos

R: Nosotros desde el año 1, no diría desde el año 0 porque fue haciendo lo que podíamos con amigos, familiares, conocidos, intentar de solucionarles problemas a ellos, pero ni bien pudimos, tuvimos nuestra página en inglés. Tratamos de apuntar a un mercado extranjero. Bastante temprano en nuestra carrera logramos cerrar un contrato con Best Buy, que es una de las top 500 empresas de Estados Unidos, top 3 en lo que es venta de tecnología en Estados Unidos, y eso también nos dio una confianza que estaba muy buena, una motivación para seguir apuntando a ese mercado, nos hizo entender las diferencias que tenía trabajar para un cliente de afuera en comparación con un cliente de acá, y decidimos apostar a fondo a ese mercado.

 

P: ¿Vender en Uruguay está en los planes?

R: En el último tiempo no hemos tenido clientes acá, pero uno de los objetivos de la empresa en este trimestre -nosotros todos los trimestres definimos objetivos estratégicos de empresa- es generar un impacto local. Nos pusimos como objetivo trabajar al menos en dos proyectos a nivel local en este trimestre y hacer alguna cosa también pro bono como para sentir que no solo apoyamos a nuestra comunidad a través de dar trabajo sino también a nivel de darle el conocimiento que tenemos a la gente en Uruguay y Argentina. Estamos planificando, por ejemplo, una reunión con médicos y especialistas de la salud, aprovechando que tenemos mucho contacto con innovadores con el mundo. La idea es organizar en este trimestre una charla a la que podamos traer esa innovación y conocimiento a los especialistas uruguayos que tal vez tienen menos acceso, o al no estar pendientes de eso no les llega, entonces poder fomentar esa innovación también en la industria uruguaya.

 

P: Para estar en este nicho, ¿tienen que saber de medicina, o con saber de tecnología alcanza?

R: Saber un poco de medicina ayuda. Alan en particular es una persona muy interesada en medicina y ha ayudado bastante en algunos proyectos. Sin embargo lo que tenemos que conocer más es la industria. O sea,  no tengo que saber curar a alguien, esa información la da justamente el cliente, que es el experto, pero sí tengo que ser experto en regulaciones, en servicios que se están brindando, herramientas que hay, metodologías y nomenclatura particular que se usan… Por ejemplo trabajamos con HIPAA, que es la ley de Estados Unidos de tratamiento de datos médicos, que la usamos para todos nuestros proyectos vinculados a salud, a pesar de que hay muchos países que no la aplican; es más, solo se aplica en Estados Unidos. En Canadá por ejemplo es distinta, pero nosotros sabemos y entendemos que respetando todo lo de HIPAA estamos bien preparados frente a otros mercados eventualmente.

P: ¿Por qué fueron al área de la salud? ¿Vieron que era un nicho que no estaba suficientemente cubierto y era una oportunidad para crecer? 

R: Fue en la época del covid, eso probablemente haya influido en algo. Nosotros siempre sentimos que enfocarse en algo ayuda a poder crecer y nos costaba que entendiéramos qué hacíamos, porque hacíamos todo. Teníamos dos opciones: enfocarnos en una tecnología o en una industria. Las tecnologías es algo que cambia todo el tiempo y entendimos que no era nuestro ideal tener una tecnología para enfocarnos sino una industria. Ya habíamos hecho algún trabajo en la industria de la salud, es una industria que tiene muchas barreras de entrada justamente por lo que hablábamos, que hay que conocerla y saber las regulaciones, y lo vimos como una oportunidad de poder superar con diferentes estrategias esas barreras de entrada y tener una ventaja competitiva muy grande frente a nuestros competidores o las empresas de software genéricas que no tienen todo ese conocimiento.  Decidimos buscar una industria en la que el propósito de los proyectos fuera algo que nos generara un buen sentimiento. Tenemos muchos proyectos en salud mental, para embarazadas, para niños, tratamientos de obesidad, tratamientos para minimizar las amputaciones por diabetes… La verdad que puedo convencer a mi equipo mucho más fácil y puedo realmente sentirme orgulloso cuando termino un proyecto y decir: mirá el impacto que tiene lo que estoy haciendo.

La dimensión social

P: Eso es muy fuerte, es muy lindo. Claro que uno tiene una empresa y quiere ganar dinero, pero vos decís que el tema debe ir acompañado de… yo le llamo valores, de sentir que hacés algo que ayuda a la gente, ¿no?

R: Nosotros le llamamos el propósito. Claro. Eso caracteriza bastante a la generación de los millennials o centennials, que hoy en día el tiempo se valora mucho y la gente que está invirtiendo seis, ocho o más horas a trabajar quiere sentir que lo que está haciendo tiene un impacto y un propósito. Nosotros eso lo entendimos. También creo que por venir de tnuá es algo que para nosotros es obvio, toda la vida trabajamos de forma voluntaria para ayudar, para facilitar a otros, en todo lo que es donaciones y la ayuda al prójimo o el propósito de parte de las actividades del tiempo que vos invertís. Está relacionado también a lo que conté, que uno de los objetivos de este trimestre es hacer algo relacionado al impacto local y a trabajar con alguna organización… Hicimos una campaña en abril, son cosas que también se traen de la tnua, obviamente. Día a día estamos trabajando en cosas que tienen impacto. Por ejemplo,algo que ya estamos haciendo, en lo que están participando muchas mujeres de Montevideo, es ir a diferentes colegios a dar charlas sobre tecnología para fomentar y romper los mitos sobre las mujeres en la tecnología. Hay una barrera grande  y vale la pena alentarlas.

 

P: Entiendo que eso lo hacen voluntariamente. 

R: Sí, las chicas de la empresa se organizaron y están yendo a los diferentes colegios a transmitir eso: se puede, es una industria que está buena, anímense, miren todos los casos de chicas que están trabajando en los diferentes roles dentro de la industria de la tecnología. Estamos yendo bastante.

 

¿Secretos de éxito?

P: Me imagino que nunca se puede hablar de garantías de éxito, pero, ¿cuáles dirías que son los secretos para casi garantizar que una empresa sea exitosa?¿Y cómo explicarías el por qué de vuestro éxito? Imagino que no alcanza con que lo que ofrecés sea bueno.

R: Creo que no podemos asegurar el éxito ni decir que ya llegamos. Ahora por ejemplo vimos que las restricciones en Estados Unidos y la guerra con Ucrania  impactó mucho a muchas empresas que tuvieron que cerrar o despedir gente. Nosotros por suerte, por distintas estrategias que fuimos tomando, no sentimos ese impacto tan grande, no tuvimos que despedir a nadie, pero siempre estamos con eso en mente, no podemos cantar victoria porque siempre estás jugando con cierta dependencia. Y somos una empresa muy joven, no es que estamos hace 30 años o más y ya hemos armado toda una base, tenemos cuatro años y cada año para nosotros es un desafío mantener el crecimiento que estamos teniendo. Hoy en día somos alrededor de 90 personas, eso es nuevo para nosotros, hace un año éramos 60 o 70, hace dos éramos 30. Llegar a ese nivel y poder mantenerlo sigue siendo un desafío.

Pero no todo el camino han sido éxitos, he tenido proyectos que no funcionaron, y así es en esto. El tema es aprender de cada caída.

El cuarto aniversario de la empresa lo festejaron en la oficina en Montevideo, con todo el equipo de Uruguay y Argentina

 

El desafío de estar pronto para los cambios

 

P:¿Se puede llegar a un momento en el que uno dice “está el éxito asegurado, puedo estar tranquilo”, o es soberbio e irresponsable llegar a un momento así?

R: Creo que es totalmente soberbio e irresponsable. Sobre todo estamos en un punto en el que realmente cada año es distinto. Ahora estamos con todo lo de la inteligencia artificial, que el comentario de todos siempre es “uy, ahora le va a sacar el trabajo a los abogados, a los programadores, a tales”, y hay que saber adaptarse. Blockbuster en su momento se adaptó, ya vimos cómo ahora a Netflix le salieron cinco competidores y no sé si le está yendo bien o no, y la sensación era “Netflix ya le pegó, listo”; lo mismo con Google, nadie ponía en duda que la gente lo iba a usar como buscador y hoy en día yo paso la mayor parte de mi tiempo de búsqueda en ChatGPT y no en Google, si quieren vender publicidad conmigo no van a poder porque yo ya no lo uso.

 

P: O sea, hay que estar muy alerta siempre a los cambios. 

R: 100%, y educándose. Ahora por ejemplo hice un curso de tres meses online del MIT de inteligencia artificial para la salud.

P: Eso es todo un mundo en sí mismo, apasionante. Hablaremos de eso por separado.

R: Vale la pena, porque realmente es apasionante.

 

¿Y ahora?

P: Una última pregunta: los sueños, los planes, ¿es más de lo mismo, seguir lo más posible con esto, o hacer un gran exit y a otra cosa? 

R: Nosotros siempre hablamos y tenemos dos objetivos como empresa: ser la primera opción para cuando el público objetivo piensa en desarrollar algo de salud, sobre todo en el mercado de Estados Unidos donde nos enfocamos hoy en día, y que cualquier persona hoy en día en Uruguay o Argentina que quiera meterse en el mundo de la tecnología que piense primero en Light-it para empezar a trabajar. Esto último para nosotros también es importante porque, por como lo vemos, es una forma de poder trabajar pero también poder disfrutar del trabajo. Ese propósito para nosotros es importante y el ambiente de trabajo para nosotros es importante. En realidad no estamos apuntando ahora a hacer un exit o vender esto para después hacer otra cosa, estamos desarrollando productos y otras cosas porque vemos potencial y oportunidades, pero el objetivo es poder seguir dando un servicio de calidad donde la gente trabaje de forma cómoda y contento y que podamos generar un buen impacto en los usuarios.

P: Muchísimas gracias Javier por todo tu tiempo. Aprendí mucho en esta entrevista. Te deseo el mejor de los éxitos, no sólo por saber la alegría que esto da a tu papá, Jorge, compañero mío de toda la vida en la Escuela Integral. Sigan abriendo caminos y haciendo las cosas bien.

R: Muchas gracias Ana.

Ana Jerozolimski
(09 Agosto 2023 , 03:33)

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0556550 segundos (4757)
2024-04-16T07:42:01-03:00