Mundo Judío

MiSinai

¿Casas u Hogares? - Matando la Muerte - Sin Presiones - Rosh Jodesh

 

 

 

 

                                      

 

 

 

 

 

 

 

 

No. 263

Koraj

Horario de velas de shabat en Montevideo 

Viernes  5 de julio 17.28

                                                                                        

¿CASAS U HOGARES?

Por Yossy Goldman

La parashá de esta semana relata el dramático motín contra Moisés, liderado por su carismático primo, Koraj. A pesar de lo grande que fue Moisés, Koraj logró atraer a cientos de seguidores y planteó un serio desafío a la autoridad de Moisés y Aharón.

Koraj era un miembro aristocrático y poderoso de la tribu de Leví; un hombre con ambiciones descomunales. Pero su desafío resultó inútil. Moshé fue reivindicado y, en un milagro abierto, Koraj y sus secuaces se hundieron profundamente en el olvido:

“Y la tierra debajo de ellos abrió su boca y se los tragó a ellos y a sus casas, y a todo el pueblo que estaba con Koraj y todas sus propiedades. Ellos y todo lo que poseían descendieron vivos a la tumba; la tierra los cubrió y se perdieron para la asamblea.” (Bamidbar 16:32-33)

Curiosamente, la Torá menciona "sus casas". ¿Había realmente casas en el desierto? La gente era nómada y levantaban y deshacían campamentos con regularidad. No había manera de que tuvieran casas reales de ladrillos y cemento, o incluso cabañas de madera. Seguramente, como vagabundos en el desierto, todo lo que podrían haber utilizado como refugio habrían sido simples tiendas de campaña que podrían montar y plegar en sus viajes. Sin embargo, la Torá usa la palabra "casas".

Según el comentarista bíblico Ibn Ezra, las “casas” no deben tomarse literalmente. No significa “casa” sino “hogar”, es decir, la propia familia. En sus propias palabras, casa es “un término amplio para esposa, hijos y niños pequeños”.

¿Puedo sugerir humildemente una interpretación alternativa? A los ojos del arrogante Koraj, su pequeña tienda debió parecer una mansión imponente, un palacio de sus propios delirios de grandeza.

Koraj cuestionó la autoridad del mayor profeta de todos los tiempos, el hombre que D-os envió personalmente para atacar a Egipto con diez plagas, dividir el mar y llevar la Torá al pueblo. Seguramente Moisés debería haber estado más allá de toda disputa, reproche o incluso crítica. Sin embargo, Koraj argumentó abiertamente en contra del liderazgo de Moshe. Sólo alguien con tal descaro y egoísmo podría haber imaginado que su endeble tienda era una casa sólida y real.

¡Qué diferencia hay entre la visión del mundo de Koraj y la de la Torá! ¿Cómo miramos nuestras casas? ¿Vemos sólo lo externo (residencias físicas con techos y paredes) o estamos en contacto con el hogar interior, el propósito espiritual más profundo de una casa? ¿Son nuestros hogares íntimos y personales, o son lugares de arquitectura, muebles y aparatos? ¿Estamos obsesionados con la ostentación superficial o entendemos que el hogar es un refugio seguro, un santuario para nuestra familia y un lugar de amor, seguridad y protección en el cual criar a la próxima generación?

¿Tenemos casas u hogares? ¿Es nuestra casa, de hecho, un hogar?

Cuando nuestros hijos crecían, mi esposa regularmente dejaba de comprar ropa nueva o de disfrutar de otras comodidades y conveniencias para enviarlos a Nueva York a ver al Rebe, visitar a sus abuelos y conocer a su familia. Mirando hacia atrás, me maravillo de sus virtuosos principios y su profunda perspicacia.

Este Shabat es previo a Gimmel Tammuz, el iortzait de nuestro venerado Rebe. En más de 40 años de enseñanza y educación, el Rebe tocó prácticamente todos los temas bajo el sol. El espacio, la filosofía, la política, la medicina y la moral, incluso el deporte (compartir lecciones de vida del fútbol y el béisbol para enseñar a los niños) ningún tema estuvo fuera de su alcance y atención.

Pero si tuviera que elegir un tema que creo que el Rebe abordó con más frecuencia que cualquier otro, votaría por el jinuj, la educación y la necesidad de brindar a todos los niños judíos, no solo a los nuestros, una educación judía sólida.

También fue más allá de la comunidad judía. Su repetido llamado a educar a los estudiantes de todas las religiones con un sistema de valores morales y éticos se escuchó alto y claramente en Washington, y condujo al pronunciamiento del Día Nacional de la Educación y el Compartir cada año en su cumpleaños.

Con el favor de D-os, que en todas nuestras casas nos centraremos en nuestros hogares y familias, inspirando a nuestros hijos para las generaciones venideras.

MATANDO LA MUERTE

[Aarón] puso incienso [sobre el incensario] y expió por el pueblo. (Bamidbar 17:12)

El olfato es el más “espiritual” de los cinco sentidos; puede transportarnos a los niveles más altos de consciencia, y puede ser usado para devolverle la consciencia a personas que se han desmayado. Por esta razón, el incienso en el Tabernáculo expresaba nuestra unidad interna con D-os.

Cuando esta experiencia elevada de unidad con D-os se balancea con la sumisión humilde a Su voluntad, es algo positivo; cuando tiene más peso que nuestra devoción a la voluntad de D-os, se convierte en algo suicida y por lo tanto negativo. Por esto el incienso ofrendado por el deseo egoísta de escapar de la realidad y la responsabilidad, probó ser fatal.

El antídoto para este impulso “suicida” erróneo es canalizarlo positivamente. Al elegir persistentemente “dar nuestras vidas”, es decir nuestro involucramiento egoísta en tentaciones impuras, en favor de estudiar Torá con humildad, la Torá se vuelve parte nuestra y permanecerá con nosotros.

Or HaTorá, Shemot, vol. 5, pág. 1761.

Números (Bamidbar) 16:1 – 18:32

La quinta sección del libro de Números relata la rebelión de Kóraj, un primo hermano de Moisés, y sus repercusiones.

Visitá nuestra página:

jabad.org.uy/parasha

SIN PRESIONAR

Por Eliyahu Touger

Eliezer Steinman, era una autoridad israelí bien conocida en Jasidismo. El escribió sobre varias corrientes jasídicas, incluyendo la Lubavitch.

Antes de escribir acerca de Lubavitch, el Sr. Steinman contactó con el escritor jasídico Rabbi Janoj Glitzenstein de Jerusalem, por material de información. Siendo autor él mismo, Rabbi Glitzenstein se preguntaba si una persona quien no vivió un estilo de vida jasídica, sería capaz de comunicar un cuadro auténtico.

El consultó con el Rebe, quien le estimuló a ayudar al Sr. Steinman, a pesar de su orientación secular. El Rebe agregó que Rabbi Glitzenstein debería reprimirse de hacer ningún comentario sobre práctica religiosa.

Rabbi Glitzenstein ofreció al Sr. Steinman ayuda extensa y orientación. A pesar de que como jasid de Lubavitch, dedicado a promover la práctica de los preceptos y los valores de la Torá, le era muy difícil evitar alguna mención de práctica religiosa, él tuvo cuidado de seguir las instrucciones del Rebe. Con el tiempo, el propio Sr. Steinman inició un contacto directo con el Rebe y comenzó a mantener correspondencia con él.

Después de muchos meses de mantener contacto con Rabbi Glitzenstein, el autor y su esposa comenzaron a buscar su ayuda para obtener varios artículos religiosos. Comenzando con una solicitud de un majzor del cual ellos podrían rezar durante Rosh Hashaná y Iom Kipur, la pareja pronto inquirió acerca de otras necesidades religiosas. A su propio ritmo, los Steinman hicieron un giro en su estilo de vida, creando una sensación relevante en los círculos de la sociedad secular israelí.

Poco después, el Sr. Steinman le confió al Rabbi Glitzenstein, “Ud. debería saber que a través de toda nuestra relación, yo estaba esperando que Ud. me sermoneara sobre religión. Había planeado reprocharle por imponer sus creencias a otros. Pero contrariamente a mis expectativas, Ud. respetó mi tendencia de hacer mis propias decisiones, y no mencionó mi práctica religiosa personal en absoluto. Eso fue más convincente para mí que cualquier sermón.”

ROSH JODESH

La nación judía es frecuentemente comparada con la Luna. A través de la historia nuestra luz ha aumentado y disminuido. Pero incluso en la oscuridad total, nunca ha sido extinguida. Esta es una razón por la cual, cuando la luna nueva aparece por primera vez en el cielo de la noche, celebramos.

Rosh Jodesh significa “la cabeza de la nueva (luna)” y de hecho es un día (o dos) de celebración que marca el inicio de un nuevo mes lunar.

Cuándo

Los meses judíos, atados al ciclo de la luna, tienen 29 o 30 días. Al final de un mes de 30 días, el día 30 del mes que sale y el primero del nuevo mes son Rosh Jodesh. Luego de un mes de 29 días, solo el primer día del nuevo mes es Rosh Jodesh. Como todos los días en el calendario judío, Rosh Jodesh comienza al anochecer del día anterior. 

En tiempos antiguos Rosh Jodesh era declarado por un beit din (corte judía) sólo después que dos testigos creíbles testificaran que habían visto la luna nueva. Desde el siglo cuarto, sin embargo, ha estado determinado por un calendario prefijado.

Qué

En la época del Templo, se traían ofrendas especiales en honor del día, conocidas como ofrendas musaf (adicional), se agregaban toques de trompeta celebratorios al servicio diario. Hoy no tenemos un Templo al que llevar sacrificios. Pero conmemoramos el día de varias formas.

Durante los servicios:

• En cada una de las tres plegarias diarias insertamos un párrafo especial que comienza con las palabras iaaleh veiavo, en la cual pedimos a D-os que nos recuerde y favorezca en este momento auspicioso.

• Una versión truncada del Hallel, una colección de salmos de alabanza (Salmos 113 a 118) se recita después de los servicios matutinos.

• Se saca la Torá y leemos cuatro alias de Bamidbar 28, donde D-os dicta las ofrendas de Rosh Jodesh.

• El salmo del día es seguido por el Salmo 104, que contiene las palabras, “Él hizo la luna para calcular las Festividades”.

• Esto es seguido por una plegaria adicional llamada musaf, en conmemoración de las ofrendas adicionales del Templo.

Durante el día:

• Algunos tienen la costumbre de hacer una de sus comidas más festiva comiendo pan y otras delicias.

• Después de comer no olvide insertar el párrafo iaaleh veiavo en la Bendición Después de las Comidas.

Día de las Mujeres

• Rosh Jodesh es especialmente querido por las mujeres, y muchas lo observan tomándose el día libre de las tareas de la casa como lavar y coser.

• Recientemente ha habido una explosión de hermosas reuniones de Rosh Jodesh, donde las mujeres se juntan para estudiar Torá, recitar Salmos y compartir inspiración.

Otros

• En el Shabat anterior a Rosh Jodesh, conocido como Shabat Mevarjim, se recitan plegarias especiales en la sinagoga pidiendo que el nuevo mes nos traiga solo felicidad, bondad, salud y todas las cosas buenas.

• En Rosh Jodesh es costumbre que la gente se desee "Jodesh Tov", que significa “buen mes. Que así sea, Amen.

 

 

 

MiSinaí es una publicación de Jabad Uruguay. Guayaquí 3193
2709 0405 , CP1130, Montevideo.

Artículos extraídos de www.Jabad.org.uy y www.Chabad.org, publicados con permiso.
Para recibir MiSinaí por email o por whatsapp, contactar por teléfono al 2628 6770 o por mail: [email protected].

Ultimas Noticias Ver más

Esta página fue generada en 0.0728319 segundos (9595)
2024-07-12T15:16:14-03:00